Ir a contenido

Decenas de detenidos en la manifestación del Primero de Mayo en Estambul

El Gobierno de Erdogan cierra a cal y canto la plaza Taksim, epicentro de las protestas sociales

Los manifestantes intentaban acceder a la plaza Taksim. / ATLAS VÍDEO

La policía turca ha detenido decenas de personas y ha empleado gases lacrimógenos para dispersar a cientos de manifestantes en Estambul que con motivo de las festividades del Primero de Mayo han mostrado su malestar con el Gobierno y con el presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Según informa el canal de noticias CNNTürk, unas 75 personas fueron detenidas en el barrio estambulí de Gayrettepe cuando unos 250 manifestantes querían iniciar una marcha de protesta.Los manifestantes expusieron pancartas con lemas como 'Que viva el 1 de mayo. No al dictador', mientras la policía disparó al aire y usó gases lacrimógenos.

Los manifestantes hacían alusión Erdogan, quien obtendrá más poderes tras un amplia cambio constitucional, refrendado por una controvertida consulta popular hace dos semanas.

Mientras, otro grupo de manifestantes intentó acceder a la cercada plaza de Taksim, en el centro de Estambul, donde las autoridades habían prohibido cualquier marcha o protesta. Dos mujeres fueron detenidas al intentar sacar una pancarta con motivo del Primero de Mayo.

LA PLAZA TAKSIM, CERRADA

La plaza de Taksim, hasta las protestas sociales del año 2013, centro neurálgico de cualquier manifestación política en Turquía, está completamente cerrada al público con vallas y controles policiales.

Este lugar se convirtió en un lugar simbólico para grupos de izquierdas en Turquía después de los violentos incidentes sucedidos allí en 1977 cuando grupos ultranacionalistas abrieron fuego contra grupos de izquierdas y mataron a 37 personas.

Kani Bekopresidente de la federación de sindicatos revolucionarios de Turquía (DISK), ha denunciado a Efe vía telefónica que "los asesinos de 1977 no han sido encontrados ni castigados hasta hoy". 

Según explica hoy el diario 'Hürriyet', todos los huéspedes en los hoteles situados en las inmediaciones de la plaza Taksim fueron controlados por la policía ante las festividades del Primero de Mayo. Además, el tráfico en torno a la plaza también fue cerrado a todos los vehículos con barreras policiales.

Unos 30.000 agentes de la policía turca se encuentran hoy de servicio en Estambul, una cuidad con casi 15 millones de habitantes, donde varias avenidas de acceso al centro se encuentran cerradas al tráfico desde primeras horas de la mañana de hoy. Similar es la situación en la capital Ankara, donde unos 4.500 policías están de servicio por razones de seguridad.