Ir a contenido

ATRACO ESPECTACULAR

Unos delincuentes logran un botín de 40 millones de dólares en un robo de película en Paraguay

Un comando de al menos 30 personas asalta con armas de guerra la sede de Prosegur en Ciudad del Este y causa tres muertos

Cuatro de los ladrones son detenidos, pero el resto huye a Brasil donde horas después son arrestados otros ocho asaltantes

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

Un agente de policía ha fallecido tras enfrentarse al grupo de delincuentes en plena huida / FRANCISCO ESPÍNOLA / VÍDEO:ATLAS

“Un robo de película”, repitieron una y otra vez en Paraguay, Brasil y Argentina. Pero a diferencia del cine de aventuras y sus efectos especiales, las muertes y la sangre vertida le sacan a lo ocurrido toda relación con el entretenimiento. Al menos 30 ladrones han atacado durante unas tres horas una sede de la empresa de seguridad Prosegur en Ciudad del Este (Paraguay) y se han llevado aproximadamente 40 millones de dólares. Al menos tres personas fallecieron y otras cuatro fueron detenidas.

La también llamada “super banda” utilizó artillería de guerra y vehículos blindados, e hizo detonar explosivos en varios puntos de dicha ciudad, a la que se entra desde la provincia argentina de Misiones o la brasileña Foz de Iguazú, con lo que incendió varios vehículos. Los ladrones abandonaron los automóviles en la vecina ciudad paraguaya de Hernandarias. En los autos, las autoridades encontraron chalecos antibalas, explosivos en gel y cuatro cargadores de fusiles de asalto AK 47. Después huyeron a Brasil. Los asaltantes fueron detectados cerca de Itapulandia, en el sur brasileño, pero escaparon al cerco. Sin embargo, horas después la policía federal brasileña arrestó a ocho presuntos miembros del comando asaltante.

LA NEGLIGENCIA

En Ciudad del Este se mueve mucho dinero como resultado de las transacciones legales e ilegales. De noche suele convertirse en un territorio donde los golpes de comando son usuales. Las fuerzas de seguridad de los dos países que limitan con Paraguay en Ciudad del Este reforzaron la seguridad de esos pasos fronterizos que suelen ser atravesados ante una negligencia asombrosa. No en vano, la llamada "triple frontera”, y en particular Ciudad del Este, son objeto de múltiples operaciones que convierten a ese triángulo en una suerte de santuario de la delincuencia e, incluso, refugio de otras formas del crimen organizado internacional.

Los paraguayos todavía no salen del asombro. De lo único que se habla en estas horas es del ruido de las explosiones y los tiroteos, de la humareda y los ocho vehículos incendiados con cóckteles molotov.

En Brasil se conjetura que los atacantes podrían estar relacionados con el Primeiro Comando da Capital (PCC) de Sao Paulo o el Comando Vermelho (Comando Rojo, CV) de Río de Janeiro, dos de las bandas criminales de mayor incidencia en ese país, donde manejan los negocios de la droga y el tráfico de armas. Horas antes de que se vaciara la sede de Prosegur en Paraguay, unos 20 hombres fuertemente armados asaltaron tres bancos en la ciudad brasileña Pilar do Sul. Se desconoce hasta al momento si hay conexión entre ambos episodios.

PROTECCIÓN POLICIAL

Prosegur ha expresado su “preocupación por la organización, capacidad y material bélico empleado por el crimen organizado en esta acción”. La empresa dijo cumplir “con rigor los estrictos controles que se aplican a la gestión de efectivo y custodia de valores en bases de logística con los máximos estándares de seguridad”.

¿Cómo pudo llevarse a cabo semejante asalto? De acuerdo con el presidente del Senado paraguayo, Roberto Acevedo, la propia Policía Nacional protege a los delincuentes brasileros. “Viven tranquilos porque pagan a la Policía”. Acevedo aseguró que la complicidad de sectores policiales es la que hace que en Ciudad del Este y Pedro Juan Caballero, proliferen actos del narcotráfico y los asaltos de magnitud. “Los jefes policiales de los diferentes departamentos están involucrados; hay mucho dinero de por medio”.

0 Comentarios
cargando