09 abr 2020

Ir a contenido

Liberado el periodista italiano detenido sin cargos durante dos semanas en Turquía

El reportero, que tiene un portal sobre los refugiados que mueren en el Mediterráneo, dice que ha recibido buen trato y que aún no sabe la razón de su detención

Rossend Domènech

“No he sufrido ninguna violencia física, sino institucional”. El periodista y documentalista italiano, Gabriele Del Grande, ha llegado este lunes vía aérea a Bolonia procedente de Turquía donde fue detenido sin cargos el pasado día nueve. Durante diez días, las autoridades italianas y su abogado turco no pudieron contactar con el informador, que fue trasladado a al menos dos prisiones.

“Afortunadamente hoy estoy libre, aunque no he entendido por qué fui detenido”, ha dicho De Grande al llegar a su ciudad, acompañado del ministro de Interior, Angelino Alfano, quien ha manifestado su satisfacción por el éxito de las negociaciones. “Es la mejor víspera de la fiesta de la liberación”, ha dicho en referencia a la festividad nacional italiana por el fin de la II Guera Mundial. “Acabo de hablar con Gabriele. ¡Bienvenido a Italia!”, ha tuitado el primer ministro Paolo Gentiloni.

Ante los los numerosos periodistas que le esperaban en el aeropuerto, Del Grande ha denunciado haber sido “víctima de una violencia institucional”. “Lo que me ha sucedido es ilegal, porque han privado a un periodista de libertad mientras estaba llevando a cabo su labor en un país amigo”, ha añadido, subrayando que su pensamiento está con “todos los detenidos y con los periodistas que en Turquía y en otros países se encuentran en condiciones peores que la mía”. 

Según fuentes solventes, en las prisiones turcas hay actualmente 150 periodistas turcos y 24 procedentres de otros países.

FLUJOS MIGRATORIOS

Del Grande, que fue detenido por agentes de paisano, ha subrayado varias veces que no le han tocado “ni un pelo” y que tampoco le han “faltado al respeto”. Supo que iba a ser puesto en libertad la pasada noche, mientras en las mismas horas el titular de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, informó de la decisión a su colega italiano. “Ahora voy a comer”, ha dicho Del Grande antes de abandonar el aeropuerto de Bolonia, después de la última semana de huelga del hambre, en protesta por una detención que, hasta ahora, nadie ha sabe muy bien por qué se produjo.

Del Grande es el inspirador del portal 'Fortress Europe', el único que lleva la macabra contabilida de los refugiados muertos en el intento de cruzar el Mediterráneo. Se encontraba en Turquía para recoger informaciones para un libro dedicado a los flujos migratorios desde Siria.