Ir a contenido

Horror en Idleb

Las sobrecogedoras imágenes de las víctimas del ataque con gas tóxico dan la vuelta al mundo gracias a las redes sociales

Montse Martínez

Un hombre lleva en brazos a un niño herido por gas tóxico en Idleb.

Un hombre lleva en brazos a un niño herido por gas tóxico en Idleb. / AP

A golpe de manguera, las víctimas han sido remojadas con agua a fuerte presión mientras eran desnudadas estirones para quitarles la ropa infectada de gas tóxico. Las imágenes ya han dado la vuelta al mundo y dejan sin aliento. Hombresmujeres y niños, sobre todo niños, aturdidos, inconscientes, muertos ya, quizá, entre carreras desesperadas de quien aún puede ayudar. La jornada ha vuelto a dejar un reguero de rostros, uno más, del horror de la guerra en Siria, un conflicto que ya ha sobrepasado los seis años.

La población de la localidad de Jan Sheijún, situada en la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, ha empezado a mostrar síntomas de un ataque con gas tóxico a primera hora de la mañana del martes. Ojos y piel enrojecidos, dificultad para respirar hasta rozar el ahogamiento en los casos más graves, quemaduras, inconsciencia, vómitos y espuma por la boca.

Ante la gravedad de su estado, muchos no han llegado ni al hospital de Sahra, el pequeño centro sanitario de la localidad, desbordado ante tamaña emergencia. Las escenas se han repetido por todos los rincones de la ciudad; en plena calle, a bordo de vehículos y en las puertas de las casas. Cualquier cosa para quitarse de encima el veneno tóxico: desnudarse sin perder un minuto y lavarse.

REANIMACIÓN BAJO LA MANGUERA

Ha ocurrido con varios niños desnudados deprisa y corriendo sobre una camioneta por unos mientras otro no apartaba las potente manguera de sus diminutos cuerpos. También con un adulto, sometido a reanimación bajo el agua para que su corazón no dejara de latir.

Las fuentes autoras del material gráfico son múltiples y van desde la propia población civil siria hasta agencias de noticias y medios internacionales como Reuters y Aljazira. Las redes sociales han hecho que los vídeos se propagaran globalmente a toda velocidad.

HOSPITAL BOMBARDEADO

Los que aún podían respirar, han sido tratados con mascarillas de oxígeno. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha denunciado que, mientras se trataba a las víctimas, el hospital ha sido bombardeado. En su interior, los sanitarios trataban de salvar la vida de varios niños a la desesperada 

Sanitarios turcos también han trabajado en las labores de socorro de la población de Maaret al-Nouan, trasladando a las personas más graves al hospital de Reyhanli, ya en territorio de Turquía.