Ir a contenido

CITA EN LAS SEYCHELLES

El fundador de Blackwater intentó montar un canal de comunicación secreto entre Trump y Putin

El fundador de la compañía de seguridad BlackwaterErik Prince -en calidad de enviado no oficial del presidente electo de EEUU, Donald Trump-, y un ciudadano ruso cercano al presidente Vladimir Putin se reunión en secreto el pasado mes de enero en las islas Seychelles, según publica 'The Washington Post' citando fuentes estadounidenses, europeas y árabes. El objetivo de la cita, en la que hicieron de mediador los Emiratos Árabes Unidos (EAU), era establecer un canal de comunicación discreto entre Trump y Putin.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el FBI había indagado sobre la reunión de Seychelles como parte de una investigación más amplia sobre la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016 y los presuntos contactos entre asociados de Putin y de Trump. La agencia federal de investigación declinó hacer comentarios al respecto

El encuentro, que según un funcionario duró dos días, se suma a la creciente red de conexiones entre Rusia y ciudadanos estadounidenses con vínculos con Trump que la Casa Blanca ha sido reacia a reconocer o explicar.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha negado la información: "No somos conscientes de ninguna reunión y Erik Prince no tuvo ningún papel en la transición". "Esto es una completa invención", ha afirmado en una nota un portavoz de Prince. "La reunión no tuvo nada que ver con el presidente Trump. ¿Por qué la llamada 'comunidad de inteligencia con pocos recursos' está jugando con la vigilancia de los ciudadanos estadounidenses cuando debería estar cazando terroristas? ", añadía.

EL PAPEL DE LOS EMIRATOS

El papel mediador de los Emiratos Árabes Unidos habría estado justificado por el interés del país del Gofo en introducir una cuña entre Rusia e Irán, país al que ven como uno de sus principales enemigos. En 2016, el príncipe heredero de Abu Dhabi, el jeque Mohamed bin Zayed al-Nahyan se reunió dos veces con Putin, de acuerdo con informaciones facilitadas por funcionarios occidentales, e instó al líder ruso a trabajar más estrechamente con los Emiratos y con Arabia Saudí, en un esfuerzo por aislar a Irán.

Menos de una semana antes de la reunión de Seychelles, las agencias de inteligencia estadounidenses publicaron un informe acusando a Rusia de intervenir clandestinamente durante las elecciones de 2016 para ayudar a Trump a ganar la Casa Blanca.

0 Comentarios
cargando