Ir a contenido

CRISIS POLÍTICA EN CARACAS

Maduro da marcha atrás y anula la orden por la que inhabilitaba al Parlamento

El Supremo anula la sentencia con la que asumía las funciones de la Asamblea Nacional

Maduro: La controversia en Venezuela ha quedado superada. / REUTERS / EUROPA PRESS VÍDEO

Abrumado por las protestas en las calles y por la airada reacción de la comunidad internacional ante lo que se ha calificado como un autogolpe, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dado este sábado marcha atrás en la maniobra, realizada a través del Tribunal Supremo, de inhabilitar a la Asamblea Nacional, bastión de lo oposición antichavista.

Así, durante la mañana de este sábado, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela anunció su decisión de anular el paquete de medidas que había aprobado esta semana y por las que había asumido los poderes de la Asamblea Nacional. En un comunicado, el Tribunal informó de la anulación del decreto por el que se había arrogado los poderes del Parlamento y privaba a los diputados de su inmunidad. Entre las medidas retiradas, está la norma medida cautelar con la que facultaba al presidente Maduro con poderes para evitar un "estado de conmoción" y le permitía revisar normas de la legislación penal, militar y contra el terrorismo.

La junta directiva del Tribunal Supremo indicó que es solo responsabilidad del Parlamento "reasumir" sus funciones acatando las decisiones del Poder Judicial. "Es solo responsabilidad del órgano legislativo reasumir el válido ejercicio legal y legítimo de sus competencias constitucionales al acatar las decisiones del Poder Judicial y someterse al estado de derecho", informó el Supremo a través de un comunicado leído por el presidente del Poder Judicial, el magistrado Maikel Moreno.

Esa decisión se tomaba apenas unas horas después de que el Consejo de Defensa de la Nación de Venezuela, convocado por el propio Maduro, exhortara al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, Supremo) a hacerlo. 

"Exhortar al Tribunal Supremo de Justicia a revisar las decisiones 155 y 156 con el propósito de mantener la estabilidad institucional y el equilibrio de poderes mediante los recursos contemplados en el ordenamiento jurídico venezolano", dice el acuerdo del Consejo leído por el vicepresidente Tareck El Aissami en cadena obligatoria de radio y televisión.

RESOLVER LA SITUACIÓN

El propio Maduro había instado a "resolver" lo que calificó de "impase" . En sus declaraciones, Maduro rechazó "el intervencionismo grosero" que, a su juicio, algunos gobiernos extranjeros "pretenden dictarle a Venezuela". 

No obstante, para la opisición, la marcha atrás no parece ser suficiente. El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, el opositor Julio Borges, dijo hoy que el "golpe de Estado" que dio el Tribunal Supremo al despojar a la cámara de sus funciones no se puede "corregir" suprimiendo una sentencia, e informó de que seguirán convocando protestas callejeras.

"El Tribunal Supremo de Justicia pretende maquillar un muerto, pero el TSJ ya dio un golpe de Estado que no puede corregir. Que no crea que tachando una palabra en esa sentencia corrigen el muerto, la sentencia es la culminación de un golpe de Estado que han venido dándonos desde años", dijo Borges desde en una plaza caraqueña.

SESIÓN PARLAMENTARIA EN LA CALLE

Desde una "sesión especial de calle" de la cámara, Borges resaltó que hoy iniciaron "de nuevo" las actividades de calle "para lograr la libertad definitiva de Venezuela". "La calle significa salir a defender nuestra dignidad", agregó.

Por su parte, el dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, señaló que con estas "aclaratorias" del máximo tribunal "no está resuelto el golpe de Estado", y pidió que estas sentencias sean anuladas. "La grave situación que vive nuestra Venezuela sigue siendo la misma! No hay nada que "aclarar", hay que respetar la Constitución!", dijo Capriles, gobernador del estado de Miranda, en la red social Twitter.

Desde España, la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha denunciado  el "golpe de Estado" que cree que ha habido en Venezuela y ha acusado a Podemos de mantenerse en silencio ante ello. "Estos que están en el Parlamento español y que se les llena la boca hablando de libertad, no han salido a defender los derechos de los venezolanos", les ha reprochado.

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en su cuenta de Twitter, ha denunciado: "Una tiranía arbitraria en toda regla: Cerrando y abriendo el parlamento a golpe de pito de Maduro. Elecciones ya".

0 Comentarios
cargando