Ir a contenido

Londres descubrió un complot para atentar en un avión con explosivos en un falso Ipad

El descubrimiento llevó a actuar a las autoridades británicas y estadounidenses, según el diario 'The Guardian'

EL PERIÓDICO / LONDRES

Aviones de la compañía Emirates en el aeropuerto de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, el 8 de mayo del 2014.

Aviones de la compañía Emirates en el aeropuerto de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, el 8 de mayo del 2014. / AP / KAMRAN JEBREILI

La decisión tomada por Estados Unidos y del Reino Unido de prohibir subir a la cabina de pasajeros de los aviones dispositivos electrónicos mayores a un teléfono en vuelos procedentes de una decena de países de África del Norte y Oriente Próximo se debió, entre otras cosas, al descubrimiento de un complot para atentar con explosivos ocultos en un falso iPadsegún revelaron fuentes de seguridad al diario británico 'The Guardian'.

La misma fuente subrayó que ambas prohibiciones no eran el resultado de un solo incidente, sino de una combinación de factores. Uno de ellos, según la fuente, fue el descubrimiento de un complot para derribar un avión con explosivos ocultos en un iPad falso idéntico al real. La la fecha, el país involucrado y el grupo responsable no se conocen.

El descubrimiento de la trama confirmó los temores de las agencias de inteligencia de que los grupos islamistas habían encontrado una forma novedosa de introducir explosivos en la cabina en equipaje de mano después de intentos fallidos con bombas en el  zapato y explosivos ocultos en ropa interior. Una explosión en una cabina -donde un terrorista puede colocar el explosivo contra una puerta o ventana- puede tener mucho más impacto que una en la bodega ,donde el terrorista no tiene control sobre la posición del explosivo

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que la prohibición de ciertos dispositivos electrónicos fue en parte el resultado de los terroristas que buscaban "métodos innovadores" para atacar a los aviones. Horas después, se sumó a la decisión el Gobierno británico, tras una reunión de seguridad, presidida por la primera ministra, Theresa May. De momento, ningún país más ha seguido el ejemplo.

Los países afectados

La prohibición británica de volar en cabina con tabletas, ordenadores portátiles y cónsolas de videojuegos mayores a un teléfono móvil está en vigor desde el sábado para todos los vuelos procedentes de seis paíes: Egipto, Jordania, Lbano, Arabia Saudí, Túnez y Turquía. 

La prohbición estadounidense afecta a ocho países:  Jordania, Egipto, Turquía, Arabía Saudí, Marruecos, Catar, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos.

0 Comentarios
cargando