terror global

El autor del atentado de Londres se cambió de nombre tras convertirse al islam

Khalid Masood se llamaba originariamente Adrian Rusell Elms

La policía ha llevado a cabo otras dos detenciones "significativas" y pide colaboración ciudadana

El presunto autor del ataque en Londres mientras es trasladado a una ambulancia.

El presunto autor del ataque en Londres mientras es trasladado a una ambulancia. / STEFAN ROUSSEAU / AP

3
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Poco a poco se van conociendo más detalles sobre Khalid Masood, el autor del atentado de Londres, quien a lo largo de su vida utilizó varios nombres y alias. Al nacer en Kent, el día de Navidad de 1964, fue inscrito como Adrian Rusell Elms, pero cuando su madre, Janet Elms, cambió su apellido por Ajao al casarse, Adrian también lo hizo. Después, al convertirse al islam, pasó a llamarse Khalid Choudry, y posteriormente adoptó el apellido.Masood. En la escuela de secundaria de Huntleys era el único alumno de color. «Fuimos buenos amigos durante dos o tres años. Era muy inteligente, muy buen estudiante y realmente bueno jugando al fútbol. La religión no le interesaba nada», ha declarado un compañero de colegio, Kenton Till.

Al alquilar el coche con el que cometió el atentado, declaró como profesión la de profesor de inglés, pero no figura oficialmente registrado como tal. Según algunas fuentes, tenía esposa y era padre de tres hijos. Su historial delictivo se extiende a lo largo de dos décadas, con una primera condena cuando tenía 19 años, por daños.  En el 2000 fue condenado a dos años de cárcel por acuchillar a un hombre en la cara. La última pena data del 2003 por posesión de un cuchillo. Ninguno de los incidentes estuvo relacionado con el terrorismo.

Masood pudo haberse radicalizado durante sus estancias en la cárcel. Pasó también dos periodos de un año en Arabia Saudí, de noviembre del 2005 a noviembre del 2006 y de abril del 2008 a abril del 2009, dando clases de inglés. La noche anterior al ataque se hospedó en un hotel en la localidad costera de Brighton, donde tanto el director como un cliente le recordaban como una persona amable y educada.

LLAMAMIENTO A LA POBLACIÓN

¿Fue al ataque de Westminster obra de un ‘lobo solitario’, inspirado por propaganda extremista, o hubo detrás una red terrorista de apoyo? Esa es principal incógnita que tratan de despejar policía y servicios de inteligencia británicos. El responsable de la lucha antiterrorista de Scotland YardMark Rowlan, ha vuelto a pedir este viernes la colaboración ciudadana para recopilar la mayor cantidad de información posible sobre Masood. Otro alto mando policial, Mak Chishty, ha hecho un llamamiento similar durante una visita a la mezquita de Birmingham, la ciudad donde vivía el terrorista. Alguien, ha afirmado Chishty, dirigiéndose directamente a la comunidad musulmana, debe saber cómo se radicalizó. "Cualquier información será tratada con estricta confidencialidad y anónimamente", ha prometido.  

Noticias relacionadas

La investigación sobre el ataque se ha ido ampliando más y más. Este viernes eran ya 20 los domicilios registrados. El número provisional de detenidos se elevó a 11 con dos "significativos" nuevos arrestos, uno de ellos en la ciudad de Manchester. Posteriormente, la policía dejó en libertad sin cargos a seis de los arrestados, y mantuvo a otros cuatro en custodia. Una detenida fue liberada horas antes bajo fianza. De las viviendas registradas van ya retirados 2.700 objetos, incluidos ordenadores y material electrónico. La policía también ha requisado varios vehículos, tres de ellos, incluida una furgoneta, en una de las casas en Birmingham donde fue detenido un hombre a primera hora del jueves. Los investigadores tienen ya localizados a 3.500 testigos para tomarles declaración y deberán revisar cientos de fotos y videos.

La cuarta víctima mortal del atentado, que falleció el jueves por la noche, ha sido identificada como Leslie Rodhes, un londinense de 75 años. Quedan aún cinco heridos en estado grave y la situación de dos de ellos es crítica.

«No en nuestro nombre»

Desde el atentado de Westminster, la Mezquita Central de Birmingham ha registrado un aumento de mensajes atacando el islam. "Desde el miércoles hemos recibido bastantes correos electrónicos y cartas con mensajes insultantes", ha explicado al diario 'The Guardian' Makhdoom Ahmad Chisthi, encargado del templo. "Dicen cosas como ‘iros de nuestro país’ y ‘las mezquitas no son cosas de aquí’", ha detallado. Los correos están siendo remitidos a la policía. Birmingham se halla en el epicentro de la investigación policial sobre el atentado y el peligro de que se culpabilice a la comunidad musulmana preocupa a las autoridades. Mak Chishty, el comandante de Scotland Yard a cargo de la lucha contra los delitos de odio, acudió a la mezquita y pidió que se denuncien los delitos. La comunidad musulmana ha organizado para el sábado una manifestación en el centro de la ciudad de repudio al terrorismo, bajo el lema 'No en nuestro nombre'.