27 sep 2020

Ir a contenido

PÁNICO EN UN COLEGIO DE GRASSE

Un alumno fascinado por la matanza de Columbine ataca su instituto en Francia

La policía detiene al joven de 17 años que hirió a cuatro personas en un tiroteo en un centro educativo de la Costa Azul

El chico, hijo de un concejal de Los Republicanos, irrumpió armado con un fusil, una pistola, un revólver y dos granadas

Eva Cantón

Policías franceses frente al instituto Tocqueville, tras el tiroteo, en la localidad de Grasse, el 16 de marzo.

Policías franceses frente al instituto Tocqueville, tras el tiroteo, en la localidad de Grasse, el 16 de marzo. / AFP / VALERY HACHE

“Ha sido el acto loco de un hombre frágil y fascinado por las armas de fuego”. La ministra francesa de Educación, Najat Vallaud-Belkacem, describía así al alumno de 17 años que este jueves entró armado en su propio instituto e inició un tiroteo hiriendo directamente a cuatro personas. Entre ellas hay el director del centro, que intentó disuadirle, y tres alumnos. Todos han sido hospitalizados sin que su estado revista gravedad. Otros diez alumnos han sido atendidos por contusiones leves cuando corrían asustados o por cuadros de ansiedad. El autor de los disparos fue rápidamente detenido por las fuerzas de seguridad.

Los hechos se produjeron en torno a las 12.45 horas en el instituto de enseñanza secundaria y formación profesional Alexis de Tocqueville de Grasse, una localidad de la Costa Azul francesa situada a 40 kilómetros de Niza y conocida como la capital del perfume.

Según fuentes policiales, el joven iba armado con un fusil, una pistola, un revólver y dos granadas que están siendo analizadas para averiguar si eran reales o falsas. La investigación abierta tras el tiroteo también deberá determinar si el chico tuvo algún cómplice.

“Creímos que era un atentado. Nos metimos debajo de las mesas y la gente gritaba y lloraba”, han relatado a la prensa algunos de los chavales. La hipótesis de un acto terrorista ha sido totalmente descartada por la fiscala de Grasse, Fabienne Atzori. “No se puede establecer vínculo alguno con una empresa terrorista”, ha dicho.

Varios medios franceses señalan que el alumno es hijo de un concejal de Grasse elegido bajo la etiqueta del Frente Nacional en las municipales del 2014 que ahora milita en las filas del alcalde de Los Republicanos, Jerôme Viaud. Según 'Libération', el concejal es coordinador en la región de Unión por Francia, un micropartido soberanista, y ha apoyado recientemente la candidatura de François Fillon.

El detenido, llamado Killian, había publicado en los últimos días numerosas imágenes en las redes sociales glorificando escenas de matanzas como la de Columbine, el instituto de Colorado (EEUU) donde murieron 13 personas en un trágico tiroteo en 1999. “Hemos rozado lo peor”, admitía la ministra de Educación. Su departamento ha abierto una célula médico-psicológica para atender a todos los afectados.

ESTADO DE EMERGENCIA

El suceso, poco habitual en Francia, ha abierto el debate sobre la seguridad de los centros escolares. El presidente del Consejo regional de Provenza-Alpes-Costa Azul, Christian Estrosi, se ha preguntado cómo puede alguien entrar armado en un instituto y ha pedido a la ministra de Educación una reunión con los prefectos para que la escuela siga siendo “un santuario de la República”.

El tiroteo de Grasse y el sobre explosivo que este jueves hirió a una empleada del Fondo Monetario Internacional (FMI) en París han llevado al presidente François Hollande a justificar el mantenimiento del estado de emergencia decretado tras los atentados del 13 de noviembre.

“Había anunciado que duraría hasta el 15 de julio y durará hasta el 15 de julio”, le ha recordado Hollande al ministro de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, que este miércoles dijo que se daban las condiciones para abandonar este régimen excepcional.

Temas Francia