Ir a contenido

ELECCIONES EN LOS PAÍSES BAJOS

Sjoerd Sjoerdsma:"Solo reinventando la Unión Europea podremos vencer al populismo"

Entrevistamos a Sjoerd Sjoerdsma, jefe de campaña y portavoz en asuntos exteriores de los liberales D66, partido clave en la nueva formación de gobierno

Carles Planas Bou

Sjoerd Sjoerdsma, jefe de campaña y portavoz de asuntos exteriores del partido neerlandés D66.

Sjoerd Sjoerdsma, jefe de campaña y portavoz de asuntos exteriores del partido neerlandés D66.

La política neerlandesa es mucho más que Geert Wilders. A pesar de que la victoria del Brexit y de Donald Trump y la proximidad con las elecciones francesas y alemanas han hecho centrar el ojo mediático en el islamófobo más prominente de Europa, otros partidos tendrán en sus manos las decisiones que se tomen en los Países Bajos.

Demócratas 66 (D66) es una de esas formaciones de peso. Progresistas y liberales en el plano social, son conocidos por tener una organización basada en la democracia directa, adoptando decisiones importantes a través de referéndums internos. Para conocer esta otra cara de la sociedad neerlandesa con influencia en el gobierno, EL PERIÓDICO ha podido charlar con Sjoerd Sjoerdsma, jefe de campaña, diputado y portavoz en asuntos exteriores de D66.

Los Países Bajos han vivido sus elecciones más mediáticas debido a que el impacto del Brexit y de Donald Trump han relanzado la figura de Geert Wilders. ¿Es una amenaza real para vuestras ideas o se le ha sobredimensionado?

Hace 10 años que Wilders está activo en nuestra política nacional y ya ha perdido cuatro elecciones. Cuando se reunió en Koblenz (Alemania) con otros ultras como la francesa Marine Le Pen o los de Alternativa por Alemania (AfD) la gente pensó que él sería la próxima pieza de este dominó populista y que Europa sucumbiría.

Creo que hay que mirar al otro lado de la moneda. También crecen otras fuerzas como el candidato a la presidencia de Francia Emmanuel Macron, socio-liberal como D66, Podemos en España o el impacto de Martin Schulz para los socialdemócratas en Alemania. Pueda que tengamos diferencias pero nuestro reto es construir una nueva Unión Europea (UE) que reinvente el proyecto para hacer frente a los problemas que tenemos ahora. Solo así derrotaremos al populismo.

Los liberales de D66 habéis sido una de las cuatro formaciones más votadas del país. ¿Entrareis en coalición con el VVD de Mark Rutte?

Solo hay un partido al que excluimos de toda negociación y este es el PVV de Geert Wilders porqué es antidemocrático, va en contra de la ley y discrimina a los musulmanes. Estamos abiertos a negociar con todos los otros, ya hemos trabajado con ellos en el Parlamento en los últimos años. Tras el auge populista tenemos que cooperar cada vez más.

Con Rutte podemos trabajar para rebajar los impuestos; con los laboristas podemos pactar un incremento del presupuesto en educación; con cuestiones éticas podemos ir de la mano con los verdes. Tenemos mucho en común con las otras formaciones, somos pragmáticos.

Tendréis mucho que decir en el nuevo gobierno. ¿Aceptarán los Países Bajos a más refugiados?

El número de refugiados que ha llegado al país ha caído gracias al acuerdo con Turquía. Hemos pasado de recibir 58.000 personas a 6.500. Lo importante es centrarnos en ayudar a integrarse a los que están aquí para que todos aprendan el neerlandés cuanto antes. Hay que cambiar el programa porque el actual solo dice “bienvenidos a los Países Bajos, buena suerte”. Eso hace muchos se aprovechen de nuestro sistema de ayudas y que más ciudadanos sean críticos con ellos.

¿Es esa posición una estrategia para captar el voto de la ultraderecha? Porqué ustedes reciben el apoyo de la gente más formada mientras que los que tienen menos educación optan por Wilders…

Trump ganó las elecciones jugando con el descontento de que el sueño americano estaba muerto para muchos de sus ciudadanos. Aquí pasa lo mismo. La promesa neerlandesa de tener un contrato fijo y vivir bien ha quedado lejos de mucha gente. Nuestro programa puede captar los votos del PVV.

En los últimos días la crisis diplomática con Turquía ha afectado al país. ¿Qué posición adoptareis con ellos si llegáis al gobierno?

El gobierno turco ha roto sus propias leyes porqué se les prohíbe hacer campaña política en el exterior. Apoyamos al gobierno actual en su decisión de prohibir a los ministros turcos promover la reforma constitucional de Erdogan en los Países Bajos.

Pero no podemos hacerlo solos. La Unión Europea (UE) debe reinventar nuestra relación con Turquía porqué ahora, con el pacto migratorio, nos hemos vuelto completamente dependientes de Erdogan. Nunca debimos mezclar ese acuerdo con la promesa de que Turquía podía entrar en la UE y ser miembros de la libre circulación. Eso ha demostrado que pueden chantajearnos cada vez que lo necesitan.

Así, más UE frente a los retos exteriores…

Absolutamente. Esta es la gran ironía. Durante los últimos tres años en los Países Bajos se ha abierto el debate político sobre como reducir la participación de Bruselas. La burocracia que tiene la UE es ridícula pero hay que ser serios, con cuestiones como los refugiados, la dependencia energética y política exterior no hay nada que pueda con la cooperación europea. En temas internos como las pensiones o la salud podemos gestionarlo por países. Hay que dar más fuerza a la UE en ese aspecto.