Ir a contenido

EFECTOS DE LA POLÉMICA CON TURQUÍA

Un estado alemán prohibirá los mítines de extranjeros

El Sarre responde así a la controversia tras la suspensión de varios actos de campaña turcos en Alemania

El presidente turco, Recep Tayyip ERdogan, y la cancllera alemana, Angela Merkel, el pasado día 2 de febrero tras una reunión en Ankara. 

El presidente turco, Recep Tayyip ERdogan, y la cancllera alemana, Angela Merkel, el pasado día 2 de febrero tras una reunión en Ankara.  / ADEM ALTAN

El estado federal alemán del Sarre, en el oeste del país, ha anunciado este martes su voluntad de prohibir los mítines electorales de políticos extranjeros en su territorio, en plena polémica desatada a principios del mes de marzo cuando varias ciudades alemanas prohibieron actos políticos de miembros del Gobierno de Erdogan. 

"Tras sopesar el estado actual del debate surgido a raíz de mítines de campaña electoral de miembros del Gobierno turco en Alemania, el Sarre ha decidido tomar todas las medidas necesarias para prohibir tales actos en su territorio", ha asegurado el Ejecutivo de esta región de aproximadamente un millón de habitantes, fronteriza con Francia. 

Alemania ha sido el primer país de varios en prohibir, a principios del mes de marzo, algunos mítines del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan en su territorio para impedir que los políticos hagan campaña a favor del 'sí' en el referéndum del próximo 16 de abril, con el que Erdogan pretende reforzar sus prerrogativas presidenciales. El mandatario, indignado por las prohibiciones, acusó al Gobierno alemán de "utilizar métodos nazis". 

ALEMANIA Y HOLANDA

El Sarre ha sido el primero de los 16 estados federados en prohibir de forma generalizada la realización de este tipo de actos después de no haberlos limitado anteriormente siempre que cumplieran todos los requisitos legales alemanes. Además de Alemania, en Holanda también hay  una fuerte polémica después de que se prohibiera la entrada a dos ministros turcos que iban a dar un mitin de las mismas características. 

 Ankara ha respondido a estas prohibiciones con el cierre de su espacio aéreo a vuelos diplomáticos holandeses y la prohibición al embajador holandés en Turquía de regresar a su puesto.