EEUU incorpora artillería y refuerza con 400 soldados más los efectivos desplegados en Siria

La Administración de Trump moviliza tropas sobre el terreno, una estrategia evitada durante el mandato de Obama, para dar apoyo a la ofensiva sobre Raqqa, autodenominada capital del Estado Islámico

Miembros del las Fuerzas Sirias Democráticas que participan en la ofensiva contra el Estado Islámico en Raqqa.

Miembros del las Fuerzas Sirias Democráticas que participan en la ofensiva contra el Estado Islámico en Raqqa. / REUTERS / RODI SAID

2
Se lee en minutos
Javier Triana
Javier Triana

Periodista

ver +

En apenas dos meses como presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha demostrado que va a tener mucha menos paciencia que Barack Obama con ciertos asuntos. Uno de ellos: el Estado Islámico (EI), contra quienes Obama había desechado la idea de mandar tropas sobre el terreno. Se limitaban a apoyo logístico, asesoramiento, envío de armas y  bombardeos desde el aire.

El portavoz de la Fuerza Aérea estadonidense, el coronel John Dorrian, ha revelado que Washington ha desplegado 400 soldados, entre Marines y Rangers, que se unirán a los 500 que ya hay en el país árabe, como fuerza de apoyo para el asalto a la conocida como capital del grupo yihadista, Raqqa.

Según un alto cargo de EEUU citado por AP bajo condición de anonimato, “el despliegue es temporal” y “los marines están preparando los obuses para estar listos para ayudar a las fuerzas locales sirias”, probablemente las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza kurdo-árabe liderada por los kurdo-sirios del Partido de Unidad Democrática, a quienes EEUU ha estado apoyando en su lucha contra el EI y que se han revelado como una de las milicias más eficientes en este frente. Se trata de piezas de artillería de 155 milímetros que bombardearán Raqqa a una treintena de kilómetros de distancia. Por su parte, la misión de los rangers será de asegurar la recién tomada Manbij y evitar confrontaciones innecesarias.

ASESORAMIENTO Y PLANIFICACIÓN

El Gobierno de Obama limitó a 503 el número de militares que EEUU puede tener desplegados en Siria, y los presentes hasta la fecha se han centrado sobre todo a labores de asesoramiento y planificación. Sin embargo, los “despliegues temporales” no entran en ese cómputo.

Además, Washington enviará en breve “cientos” de soldados (“menos de mil”, según la fuente de AP) a Kuwait. Desde esa plaza, las tropas podrían reaccionar rápidamente y unirse a la lucha contra los yihadistas si fuera menester.

La noticia llega dos días después de que varios vehículos blindados estadounidenses Stryker pasearan la bandera de las barras y las estrellas por las inmediaciones de la localidad septentrional siria de Manbij, recientemente arrebatada al Estado Islámico. El mando militar de EEUU envió durante el fin de semana a los rangers con los blindados porque consideró necesario patrullar la zona, con presencia de las fuerzas de Damasco y sus aliados, de la oposición al régimen sirio, de Turquía, y donde las tensiones son palpables.

Noticias relacionadas

Las opciones para la ofensiva de Raqqa planteadas por el Pentágono contemplan desplegar más artillería y hasta helicópteros de combate. Washington cree que el asalto a la autodenominada capital del EI se asemejará al de su bastión iraquí, Mosul, en marcha desde octubre y en el que la coalición anti-EI está logrando notables avances en los últimos días.

SIN AVISO PREVIO

En el último mes, la planificación del asedio a Raqqa se ha acelerado y este misma semana, los jefes de Estado Mayor de EEUU, Rusia y Turquía, Hulusi Akar, se reunieron sin aviso previo en suelo turco con Siria como parte fundamental del orden del día.