29 oct 2020

Ir a contenido

Un general ruso pierde las piernas y un ojo por la explosión de una mina en Siria

Pyotr Miliukhin es el primer oficial de alta graduación herido de gravedad durante la intervención rusa

La prensa liberal moscovita informa en los últimos días de un goteo de militares rusos fallecidos en el país árabe

Marc Marginedas

El general mayor Pyotr Miliukhin se ha convertido en el primer oficial de alta graduación en sufrir heridas de gravedad durante la intervención militar rusa en Siria. El militar ha perdido un ojo y las dos piernas al explotar, a mediados de febrero, una mina activada por control remoto al paso del vehiculo blindado en el que viajaba en la provincia de Homs.

Los otros cuatro militares rusos que le acompañaban perdieron la vida y han sido enterrados en las localidades de Yekaterinburgo Penza.

Miliukhin se encuentra ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Burdenko, en Moscú. Segun informa el rotativo 'Kommersant', que ha difundido este lunes detalles del incidente, el Ministerio de Defensa ha declinado comentar la noticia, y han sido fuentes hospitalarias las que han confirmado la presencia de Iliukhin en el centro como paciente.

COLUMNA DE BLINDADOS

Todo sucedió, de acuerdo con la misma fuente, el 16 del pasado mes, cuando el general Miliukhin, acompañado de otros cinco militares rusos, se embarcó en un blindado 'Tigr', integrado en una columna militar, en la base militar de Tyias, en el centro del país.

A unos pocos kilómetros del punto de partida, estalló un artefacto explosivo accionado por control remoto e inmediatamente después se produjo un tiroteo. Miliukhin, gravemente herido, fue transportado, primero al hospital de la base rusa de Khmeimim, donde se le amputaron las dos piernas, y después, una vez estabilizado, de vuelta a Rusia.

El mismo medio de comunicación ha informado este lunes del enterramiento de otro soldado ruso, en la ciudad de Nizhny Nóvgorod, a unos 400 kilómetros al este de Moscú. Se llamaba Artiom Gorbúnov, y falleció durante las recientes operaciones militares en Palmyra.

En este caso, ha sido la familia la que ha informado a los medios de comunicación del incidente. Oficialmente, según cifras de Defensa, un total de 27 militares rusos han perdido la vida durante la intervención rusa en Siria.   

En diciembre del 2015, el Tribunal Supremo de Rusia reconoció como legítimo un decreto presidencial que clasificaba como secreto de Estado toda información sobre bajas militares en tiempos de paz, claúsula que se aplica a la intervención militar siria, donde no hay guerra declarada.