Ir a contenido

POLÉMICA ANUAL

Mugabe culmina con un fastuoso banquete las celebraciones por su 93º aniversario

El presidente de Zimbabue, el más longevo del mundo, invita a miles de sus partidarios en un país al borde de la ruina

Mugabe y su mujer, Grace, durante las celebraciones por su 93 aniversario en Matopos, en las afueras de Bulawayo (Zimbabue), este sábado.

Mugabe y su mujer, Grace, durante las celebraciones por su 93 aniversario en Matopos, en las afueras de Bulawayo (Zimbabue), este sábado. / AP / TSVANGIRAYI MUKWAZHI

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, el dirigente en ejercicio más longevo del mundo, ha invitado este sábado a miles de sus partidarios a celebrar su 93º aniversario con un lujoso banquete, más controvertido que nunca en un país al borde de la ruina.

Como cada año, este banquete culmina una semana de extravagancias dedicadas a la gloria del jefe de Estado, que dirige sin oposición alguna esta excolonia británica desde su independencia en 1980.

Con un coste estimado en un millón de dólares (946.000 euros), estas fiestas pantagruélicas suscitan la cólera de una población cuya práctica totalidad no tiene un empleo formal y sufre penurias alimentarias.

Por su 92º aniversario en el 2016, Robert Mugabe sirvió a sus invitados grandes cantidades de carne de elefante y de búfalo, así como un enorme pastel de un peso, en kilos, equivalente a su edad.

CONTROVERSIA HISTÓRICA

Este año, el acontecimiento se ha visto rodeado de una controversia histórica, ya que la fiesta se ha celebrado en el Parque Nacional de Matobo (sur), cerca de un sitio donde reposan los restos de las víctimas de una de las olas represivas más mortíferas ordenadas por Mugabe.

En febrero de 1982, su tristemente célebre 5a brigada, entrenada en Corea del Norte, provocó en esta región de Matabeleland cerca de 200.000 muertos entre los partidarios de su antiguo compañero de filas y luego rival Joshua Nkomo.

"Este no debería ser un lugar de celebración", ha declarado a AFP Mbuso Fuzwayo, un portavoz del grupo de presión Ibhetshu Likazulu. "Toda la región es una escena del crimen donde los huesos de las víctimas de las masacres de Gukurahundi están enterrados", ha añadido Fuzwayo.

DECIDIDO A CONTINUAR

Ajeno a las críticas, Robert Mugabe ha aprovechado su 93 aniversario para alejar los rumores sobre su estado de salud, decidido a perpetuar su dominio. "La mayoría de gente piensa que no hay nadie que me pueda reemplazar", ha asegurado en una entrevista televisada.

"Si creo que ya no lo puedo hacer, lo diré para que mi partido me sustituya. Pero por ahora, no creo que pueda decirlo", ha agregado el jefe de Estado, aunque con gesto desgastado e indeciso.

0 Comentarios
cargando