Ir a contenido

TENSIÓN EN ASIA

Corea del Norte pone a prueba a Trump y lanza un misil balístico al mar de Japón

El ensayo del arma, una versión mejorada del modelo anterior, se ha producido coincidiendo con la visita a Washington del primer ministro nipón

ADRIÁN FONCILLAS / PEKÍN

 Ciudadanos surcoreanos miran un informativo sobre el lanzamiento del misil, este domingo en Seúl.

 Ciudadanos surcoreanos miran un informativo sobre el lanzamiento del misil, este domingo en Seúl. / EFE / KIM HEE-CHUL

Kim Jong-un ha llamado esta mañana a las puertas de la Casa Blanca. Corea del Norte ha lanzado su primer cohete de la era Trump en lo que se entiende como un intento de hacerse un hueco en la apretada agenda del nuevo presidente. El momento elegido elimina las dudas: el misil coincide con la visita a Washington del primer ministro japonés, Shinzo Abe.

El cohete fue lanzado a primera hora de la mañana de la base aérea de Banghyon y cayó en el Mar del Japón después de volar unos 500 kilómetros. Las primeras investigaciones apuntan a una versión mejorada del misil Musudan, con una capacidad teórica de alcanzar las bases estadounidenses del Pacífico. Corea del Sur ve en el lanzamiento un intento de “llamar la atención” y de medir las políticas estadounidenses ante un problema que se eterniza desde que la guerra de Corea finalizara en 1953.

También lo presentó como la prueba de la “obsesión maniaca” del líder norcoreano. Desde Washington, donde Trump y Abe escenifican su sintonía geoestratégica, también llegaron las condenas. El primer ministro japonés lo calificó de “absolutamente intolerable” mientras su anfitrión repetía que Estados Unidos apoyaba a su “gran aliado al 100%”. Washington ha dedicado las últimas semanas a tranquilizar a Seúl y Tokyo después de su comprensible desasosiego durante las elecciones. El millonario amenazó con llevarse sus tropas si no pagaban la factura completa y les aconsejó acumular arsenal nuclear para defenderse de Corea del Norte.

ALCANCE INTERCONTINENTAL

Los expertos ya presumían que Pyongyang intentarían llamar la atención de Trump con algún desmán. También Washington esperaba una “provocación”, según fuentes anónimas. Pyongyang ya había lanzado más de una docena el pasado año a estas alturas del calendario y sorprendía tanta calma durante las tres semanas que acumula Trump en el cargo.

El lanzamiento envía un mensaje especialmente amenazador porque la versión mejorada del Musudan incluye tecnologías necesarias para los misiles intercontinentales que podrían alcanzar Estados Unidos. No es descartable otro misil esta semana para conmemorar el aniversario del nacimiento de Kim Jong-il, padre del actual líder. 

Un arma que alcance Estados Unidos

El misil lanzado hoy devuelve a la actualidad la presunta amenaza norcoreana a Washington. Para Pyongyang es esencial conseguir un proyectil fiable de larga distancia que pueda alcanzar Estados Unidos para asegurarse una posición negociadora de fuerza. Kim Jong-un ha advertido que podría lanzarlo “en cualquier momento y en cualquier lugar”. Trump contestó por twitter que “eso no pasará”. Todos los expertos independientes aseguran que Corea del Norte está muy lejos de dominar la tecnología necesaria para lanzar con alguna expectativa de éxito un misil de larga distancia con una ojiva nuclear.

0 Comentarios
cargando