22 sep 2020

Ir a contenido

BULOS VIRALES

Ocho noticias falsas que nunca debían haberse publicado

El uso de la mentira, o posverdad, palabra recientemente elegida por Fundéu como palabra del año, no es nada nuevo. Aún y así con la reitarada utilización de este recurso por parte de Donald Trump como estrategia electoral, parece que se ha vuelto algo habitual, aunque tal y como se detalla a continuación el presidente estadounidense no ha sido ni el único ni el primero en utilizarla.  

OBAMA NO ES ESTADOUNIDENSE

Su fijación por Barack Obama llevó a Trump a afirmar en varias cadenas de televisión, concretamente en la ABC y en la NBC, que el expresidente estadounidense no había nacido en Estados Unidos poniendo en duda su certificado de nacimiento. Para justificar sus alegaciones, Trump se escudó en "una fuente extremamente creíble" que le había asegurado que el certificado de Obama era un fradue y lo relacionaba con algunas publicaciones de blogs ultraconservadores.

XENOFOBIA EN HOLANDA

Geert Wilders, líder del partido antimusulmán holandés, revolucionó hace poco el parlamento de su país cuando compartió en su perfil de Twitter una imagen falsa de Alexander Pechtold, jefe de los liberales de izquierda, apoyando una manifestación de islamistas en favor de la implantación mundial de la sharía (ley islámica). La imagen publicada en el Twitter de Wilders era una versión editada de la original del 2009 en la que no aparecía Pechtold sino otro hombre. 

LA PREDICCIÓN DE FIDEL 

Con la visita de Barack Obama a Cuba el pasado mes de diciembre, las redes sociales viralizaron una frase que supuestamente dijo Fidel Castro en 1973 mediante memes y publicaciones. “Estados Unidos vendrá a dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano”, aseguraban que había dicho el difunto líder cubano. Según aseguró Snopes, una web dedicada a desmentir leyendas urbanas, no existen registros oficiales de esta frase. 

LA REVANCHA DE LA MANADA

Los vídeos de una chica que practica snowboard sin percatarse de que un oso corría a pocos metros tras ella, el de un joven australiano que tras hacerse un selfie con un tornado es arrastrado por él o el de unos cazadores que posan con un león muerto pero terminan siendo atacados por otro miembro de la manada, se tornaron virales pero no eran ciertos. Todos fueron creados por la misma productora y alcanzaron en poco tiempo audiencias millonarias llegando a aparecer como ciertos en medios de comunicación.

PIZZA GATE

La policía de Washington detuvo este mes de diciembre a un hombre que empezó a disparar en una pizzería de la capital estadounidense. El detenido, Edgar Maddison Welch, había decidido atacar la pizzería tras creer una noticia falsa que se había publicado sobre las actividades ilícitas de Hillary Clinton en ese lugar. Según la noticia falsa, la candidata estaba relacionada con una red de abuso de menores y pedofilia llevados a cabo en el sótano de ese local. 

ESPAÑA Y SUS MENTIRAS

Cientos de miles de españoles leyeron que Albert Rivera recuperaría la mili para los 'ninis', que el PP no quería obreros en la universidad o que Podemos pretendía prohibir las procesiones para no ofender a los musulmanes. Las tres fueron mentira, pero las tres fueron ampliamente difundidas entre las redes sociales de los españoles, hasta el punto de que la de Albert Rivera fue la que más impacto tuvo en 2016 sobre él en Facebook generando 269.000 interacciones. 

BOWLING GREEN

Más allá de las incongruencias de Trump, hace una semana la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway se refirió a una"masacre" inexistente para justificar la orden ejecutiva que veta la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana en el país.

Durante una entrevista con la cadena MSNBC, Conway aseguró que la orden ejecutiva promulgada el 27 de enero estaba justificada en parte por la "masacre de Bowling Green" del 2011, hecho que nunca tuvo lugar.

LOS MINIONS Y LOS NAZIS

Según una publicación de Facebook y varios vídeos, "Minions (del alemán minion, esbirro) se denominaba a los niños judíos usados por los nazis para sus experimentos que como no hablaban alemán sus palabras eran sonidos hilarantes para ellos".

Este bulo circula por la red desde 2014 y creció el pasado verano después de algunas publicaciones en Facebook superaran las decenas de miles de impactos. La foto ni siquiera tiene algo que ver: son submarinistas británicos