Ir a contenido

Proactiva Open Arms suma una nueva embarcación al rescate de refugiados

El nuevo barco, el 'Open Arms', zarpará a principios de primavera tras una profunda remodelación

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Proactiva Open Arms suma una nueva embarcación al rescate de refugiados

OPEN ARMS

La oenegé Proactiva Open Arms sumará pronto una nueva embarcación a su misión de rescate de refugiados e inmigrantes en el Medierráneo. Se trata de un remolcador de 37 metros de eslora, donado por El Grupo Ibaizabal, que formó parte durante años de la flota de Salvamento Marítimo Español. El barco se llamará 'Open Arms'.

La embarcación será sometida a una profunda remodelación para adaptarla a las nuevas necesidades de salvamento humanitario. Así, se renovará el sistema elécrico y la electrónica. Además, se han habilitado lavabos, comedor, camarotes y enfermería adaptados para llevar 6 tripulantes y los voluntarios necesarios para gobernar dos lanchas rápidas que operarán junto a 'Open Arms'.

Se están renovando suelos, techos, iluminación y cocina para mejorar su habitabilidad, acondicionando todos los sistemas para trabajar en verano en esas latitudes. En cubierta será habilitada una zona de más de 100 metros cuadrados  para que pueda albergar hasta un máximo 400 personas . 

Zarpará en primavera

Está previsto que 'Open Arms' zarpe a principios de la primavera, una vez se hayan terminado las costosas labores de remodelación. Con la incorporación del nuevo buque a la flota humanitaria, se reforzará la actuación de esta oenegé de voluntarios de Badalona que desde el verano del 2015 está rescatando refugiados en el Meditarráeno, primero en las costas de Grecia y luego en las costas libias. 

Tras inciar su misión con motos acuáticas y lanchas neumáticas, la oenegé fletó en junio del 2016 su primera gran embarcación, el Astral. El barco, un velero, está acualmente en reparación. Luego , en diciembre del año pasado sumó el 'Golfo Azzurro', un pesquero reconvertido, que actuamente salva vidas frente a las costas de Libia.

Está previsto que Open Arms zarpe a su destino final a principios de la primavera de 2017, una vez se hayan terminado las costosas labores de remodelación.

Solo en el 2016 más de 5.000 personas han muerto ahogadas en el Mediterráneo intentando alcanzar Europa, 1.000 más que en 2015.