28 sep 2020

Ir a contenido

CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

Los dos únicos animales del zoo de Mosul, un oso y un león, a punto de morir de hambre

El parque quedó destruido por la lucha entre las fuerzas iraquíes y el Estado Islámico y muchos animales han muerto

Un león y un oso viven en condiciones pésimas en lo que un día fue el parque zoológico de Mosul, en Iraq, después de que militantes del Estado Islámico lo utilizaran como base de operaciones contra las fuerzas iraquíes.

Tras la reciente liberación de la zona por parte del ejército iraquí, han trascendido imagenes de las insalubres condiciones en las que han sobrevivido estos animales. Al igual que gran parte de la ciudad, el parque sufrió también las consecuencias de la guerra."Cuando la batalla se intensificó, era imposible para el guardia y el cuidador de los animales llegar hasta allí", aseguró el dueño del zoológico, Abu Omar.

Hasta ahora, los vecinos habían estado alimentando a los animales, pero cuando los combates se intensificaron y el hambre afectó también a sus familias, dejaron de hacerlo. Algunos de los animales murieron de hambre, otros escaparon o fueron asesinados. Hasta que se inició la guerra, en el parque había cuatro leones, dos de los cuales fueron devorados por los otros animales tras morir y una tercera cuyo cadáver se encuentra momificado en una de las jaulas.

ASOCIACIONES ANIMALISTAS

Con la liberación de la zona, el grupo antiislamista Mosul Eye subió unas imágenes de los dos animales muriendo de hambre en un desesperado intento de conseguir ayuda de organizaciones animalistas.

Según informaciones recientes, un voluntario animalista kurdo ha conseguido ofrecer asistencia a los dos animales. Saif al-Bassef, enviado por la Organización de Kurdistán para los Derechos de los Animales, alimentó al oso y al león por primera vez en un mes. "Es vergonzoso ver a los animales luchar por sus vidas, necesitan ayuda. No tienen la culpa de la guerra", ha asegurado el animalista.