24 oct 2020

Ir a contenido

DERECHOS HUMANOS EN EL SUDESTE ASIÁTICO

La ONU advierte de una posible limpieza étnica en Birmania

Un informe confirma las atrocidades cometidas por las fuerzas de seguridad birmanas contra la minoría musulmana de los rohingyas

Un grupo de hombres socorren a un rohingya en Indonesia tras haber huido de Birmania en una imagen de 2015.

Un grupo de hombres socorren a un rohingya en Indonesia tras haber huido de Birmania en una imagen de 2015. / BINSAR BAKKARA

Las atrocidades presuntamente cometidas por los agentes de seguridad de Birmania (Myanmar) contra la minoría musulmana rohingya y la expulsión forzada de sus hogares podría considerarse "limpieza étnica", según una investigación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

"El desplazamiento forzoso de personas de un grupo religioso como consecuencia de actos de violencia cometidos contra ellos, como asesinatos, tortura, detención arbitraria, violación y violencia sexual (...) ha sido descrito en otros contextos como limpieza étnica", señala el informe.

Desde el pasado octubre, las autoridades birmanas han llevado a cabo una intensa y violenta campaña de lucha contra presuntos terroristas, que ha forzado a más de 80.000 personas a abandonar sus hogares, 60.000 de las cuales se han refugiado en Bangladés. "De lo que explican todas las víctimas está claro que hay un patrón de abuso basado en la etnia y la religión de las víctimas", ha asegurado la coordinadora del informe, Linnea Arvidsson.

ATROCIDADES

Todos los testigos dijeron que los agentes de seguridad despreciaron su religión y que muchos prometieron erradicar el islam de Birmania. Los testimonios hablan de "asesinatos de bebés, de niños, de mujeres, de ancianos, disparos contra los que huían, incendios de pueblos enteros, detenciones masivas, violaciones y violencia sexual sistemática y destrucción deliberada de comida, entre otros", ha asegurado la experta.

"Casi la totalidad de las mujeres con las que hablamos habían sufrido abusos sexuales y muchísimas de ellas habían sido violadas por varios hombres a la vez. Parece que eran objetivo prioritario las preadolescentes, niñas de 11 años que fueron violadas repetidamente", dijo Iliona Alexander, otra de las investigadoras. El informe detalla cómo una niña de 5 años fue degollada por intentar proteger a su madre o que un niño de 8 meses también lo fue porque lloraba mientras su madre era violada por un grupo de soldados.

Los rohingyas son un grupo étnico y religioso específico, de credo musulmán, que ha vivido durante generaciones en el estado birmano de Rakáin (oeste) pero a los que el país no reconoce como nacionales, acusándoles de haber emigrado de Bangladés, algo que este último país niega.