14 jul 2020

Ir a contenido

La policía registra la Asamblea Nacional en busca de pruebas contra la mujer de Fillon

Los agentes creen que Penelope Fillon, que según los medios cobró 900.000 euros, no tenía acreditación para acceder a la Cámara ni cuenta de correo electrónico específica

Eva Cantón

François Fillon junto a su esposa, Penélope, el pasado mes de noviembre.

François Fillon junto a su esposa, Penélope, el pasado mes de noviembre. / REUTERS / CHARLES PLATIAU

Para desgracia de François Fillon, el incendio del ‘Penelopegate’ está todavía muy lejos de extinguirse. La fiscalía sigue buscando pruebas que acrediten la actividad profesional de la mujer del candidato conservador a la presidencia de la República.

Después de haber interrogado durante cinco horas a la pareja este lunes, la investigación preliminar abierta el pasado 25 de enero ha llevado a los agentes a la Asamblea Nacional creando un notable revuelo en el hemiciclo.

La policía ha registrado este martes las dependencias donde se encuentran los servicios administrativos de la Cámara baja y, según el diario 'Le Parisien', Penelope Fillon nunca tuvo una acreditación para acceder a la Asamblea ni dirección de correo electrónico específica entre 1998 y 2007.

Durante esos años, según desveló la pasada semana 'Le Canard Enchaîné', la esposa del ex primer ministro de Nicolas Sarkozy, estuvo contratada como asistente parlamentaria de su marido, un dato que muchos diputados desconocían hasta ahora.

Los parlamentarios franceses disponen de un presupuesto de 9.500 euros al mes para pagar a sus colaboradores, y no es ilegal que sean familiares, a condición de que el trabajo remunerado con dinero público sea real y no ficticio, como parece ser el caso de Penelope Fillon.

NERVIOS EN EL PARTIDO

Aunque no es muy habitual que la policía registre la Asamblea Nacional, el jefe de filas del grupo parlamentario de Los Republicanos, Christian Jacob, se ha esforzado inútilmente en quitarle hierro al asunto.

“El presidente de la Asamblea, como es tradición, nos ha informado de que había una petición de registro”, dijo. Jacob ha subrayado que Fillon es “víctima de un ataque” y que el partido está detrás de su candidato como un solo hombre.

Oficialmente, en el equipo de Fillon se alegran de que la investigación judicial avance con rapidez, porque creen que así se zanjará pronto el asunto y el candidato podrá retomar su campaña electoral con normalidad.

Pero extra oficialmente empieza a hablarse de un plan B y en la prensa circula el nombre del joven senador François Baroin, un antiguo sarkozysta convertido al fillonismo, como recambio de urgencia.

Tal y como están las cosas actualmente, la investigación puede archivarse por falta de pruebas incriminatorias o bien pasar a manos de un juez instructor que, eventualmente, podría imputar a Fillon por un delito de desvío de fondos públicos. En ese caso, el líder de Los Republicanos ha dicho que se retiraría de la carrera presidencial.

Mientras tanto, el escándalo lastra su campaña y da alas a la candidatura de Emmanuel Macron, el exministro de Economía de François Hollande que concurre a las elecciones presidenciales con una formación de nuevo cuño y un ideario centrista que atrae a izquierda y derecha.

NUEVOS DATOS

La esposa de quien hasta ahora era el favorito para llegar al Elíseo el próximo mayo estuvo también contratada como asesora literaria en 'La Revue des deux mondes', propiedad del rico empresario amigo de Fillon, Marc Ladreit de Lacharrière.

Al igual que el exdirector de la revista Michel Crépu, que dice no haberse cruzado nunca en la redacción con Penelope Fillon, Lacharrière ha sido interrogado por la policía.

En total, según nuevos datos revelados este martes por 'Le Canard Enchaîné', los ingresos de Penelope Fillon por sus empleos en el Parlamento y en la revista ascenderían a 900.000 euros. François Fillon ha calificado la información de "maniobras que huelen a columnia".

El semanario adelanta asimismo que dos hijos del matrimonio se embolsaron la suma de 84.000 euros brutos en concepto de asistentes de su padre, cuando éste ocupó el puesto de senador entre 2005 y 2007.

En este periodo, según el diario 'Mediapart', Fillon también se benefició de un oscuro fondo creado para repartir entre sus señorías el remanente no gastado de un presupuesto destinado inicialmente a pagar los sueldos de los colaboradores parlamentarios.

Los problemas de Hamon

Benoît Hamon ha ganado las primarias pero para el candidato socialista a la presidencia de la República lo duro empieza ahora. El ala derecha del partido no se lo pondrá nada fácil. El goteo de miembros del Gobierno y parlamentarios de la llamada línea reformista que se niegan a apoyar al ‘rebelde’ Hamon es constante y algunos han llegado incluso a decir abiertamente que votarán al exministro de Economía Emmanuel Macron.