CONTROVERTIDA INICIATIVA LEGAL EN RUSIA

El Parlamento ruso aprueba en segunda lectura despenalizar la violencia doméstica una vez al año

Las autoridades de Moscú prohíben una manifestación feminista para protestar contra la ley, después de comprobar el éxito de las marchas de mujeres en EEUU

Sesión de debate en la Duma antes de la votación, en Moscú, este miércoles.

Sesión de debate en la Duma antes de la votación, en Moscú, este miércoles. / AP / ALEXANDER ZEMLIANICHENKO

2
Se lee en minutos
Marc Marginedas
Marc Marginedas

Corresponsal para la exURSS

Escribe desde Moscú

ver +

Rusia está, desde este miércoles, un paso más cerca de despenalizar la violencia doméstica en primera instancia, y si esta se limita a una ocasión al año. Por 385 votos a favor y dos en contra, la Duma estatal (la Cámara baja del Parlamento ruso) ha aprobado en segunda lectura el controvertido proyecto de ley elaborado por la legisladora ultraconservadora Yelena Mizulina, pese a las crecientes protestas de grupos de mujeres rusas.

El texto deberá ser sometido a una tercera votación en la Cámara, y después pasará al Consejo de la Federación. La oleada de críticas que desató la aprobación del borrador en primera lectura no solo no ha desanimado a los parlamentarios, sino que parece haberles espoleado. "Esta es una votación histórica porque en ciertos países el papel del Estado en la vida familiar es excesivo", ha proclamado Andréi Isayev, de la formación progubernamental Rusia Unida, en una crítica implícita a Occidente. "El voto de hoy podrá fin a semejantes prácticas en la Federación Rusa", ha continuado.

IMPONER DISCIPLINA EN EL HOGAR

Los defensores de la ley argumentan que lo que intentan es proteger el derecho de los padres a imponer disciplina en su hogar, e insisten en que aquellos que inflingen lesiones graves serán perseguidos judicialmente. Organizaciones feministas, sin embargo, han puesto el grito en el cielo, habida cuenta del elevado número de muertes (14.000 anuales, según cifras del 2010) que causa la violencia de género en este país. "Esta ley equivale a la exoneración de los tiranos en su propia casa",  ha declarado a Reuters Maria Mojova, directora ejecutiva de un centro para víctimas de abusos familiares.

La polémica en Rusia va en aumento a medida que se aproxima la promulgación definitiva de la iniciativa legal. El lunes, las autoridades de Moscú se negaron a autorizar una manifestación callejera para protestar contra la ley, argumentando problemas de tráfico. El veto se produjo tras las masivas manifestaciones en EEUU a raíz de la toma de posesión de Donald Trump como presidente norteamericano, acusado de tratos vejatorios hacia las mujeres durante su etapa de empresario de la construcción, que congregaron a más de dos millones de personas.

Noticias relacionadas

Incluso el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, que raramente emite su opinión acerca de cuestiones de política interior, se avino a pronunciarse en favor, lo que da a entender que la ley finalmente saldrá adelante. La polémica es "desproporcionada, pedir responsabilidad criminal para las distintas manifestaciones de las relaciones familiares con dificultad va a obtener algún resultado", ha argumentado. El proyecto de ley ha sido criticado por las oenegés de derechos humanos Amnistía Internacional y Human Rights Watch, y también por el Consejo de Europa.