comicios en septiembre

Schulz se enfrentará a Merkel en las elecciones alemanas

El expresidente del Parlamento Europeo liderará a los socialdemócratas alemanes tras la renuncia de Sigmar Gabriel

Schulz, durante un debate en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo.

Schulz, durante un debate en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo. / EFE / PATRICK SEEGER

1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Sorpresa mayúscula en Alemania. Cuando todos se pensaban que su candidatura era un hecho asegurado, incluso dentro del partido, el actual presidente del Partido Socialdemócrata (SPD) y vicecanciller Sigmar Gabriel ha dado un paso atrás, dejando vía libre a Martin Schulz. Así, según han avanzado los medios alemanes, el expresidente del Parlamento Europeo será el cabeza de lista de la histórica formación roja y se enfrentará a la cancillera Angela Merkel en las elecciones legislativas que el motor económico de Europa celebrará el próximo 24 de septiembre.

Además, Gabriel ha confirmado que propondrá a su amigo Schulz como nuevo líder del SPD y abandonará su posición como ministro del Interior para asumir la titularidad de la cartera de Exteriores. El anterior representante de la diplomacia alemana Frank-Walter Steinmeier fue señalado como nuevo presidente de Alemania el pasado 14 de noviembre después de largas negociaciones entre los socios de la gran coalición que gobierna el país. Tras su renuncia, la socialdemócrata Brigitte Zypries ocupará el ministerio de Economía.

Ahora debe hacer frente a la tarea titánica de impulsar un SPD en crisis que con una perspectiva de voto de tan solo el 21% se encamina a los que pueden ser los peores resultados de su historia. “El partido debe creer en su candidato y apoyarlo. Si lo hubiese intentado habría fracasado, y conmigo, el SPD”, ha confesado Gabriel en una entrevista, reconociendo su falta de popularidad.

ÚLTIMO INTENTO

Noticias relacionadas

La elección de Schulz es el último intento del SPD para desmarcarse de los conservadores (CDU) con quienes gobiernan desde el 2013. Gabriel tiene un 43% de popularidad mientras que la de Schulz es del 57%, a la vez que tiene una mejor posición para criticar a Merkel durante la campaña y sonar más creíble ante la posibilidad de explorar un tripartito de izquierdas con los poscomunistas de Die Linke y Los Verdes (Die Grünen).

"Si el SPD no renace, corre el riesgo de perder la confianza ciudadana y convertirse en el ala izquierda de la CDU", asegura el consultor en comunicación política Franco Delle Donne. A pesar de esa ventaja, Schulz está fuertemente vinculado al 'establishment' de Bruselas, un aspecto que la ultraderecha populista de Alternativa por Alemania (AfD) ya ha celebrado como una pequeña victoria.