EN PRISIÓN INCONDICIONAL

El 'hacker' ruso detenido en Barcelona está investigado por utilizar un 'troyano bancario'

El FBI le considera sospechoso de desarrollar y distribuir un software malicioso para robar información 'on line' de clientes bancarios

Fotografía facilitada por la Guardia Civil de la detención de Stanislav Lisov, de 32 años, en Barcelona.

Fotografía facilitada por la Guardia Civil de la detención de Stanislav Lisov, de 32 años, en Barcelona. / EFE

1
Se lee en minutos

El hacker ruso Stanislav Lisovdetenido el pasado día 13 en el aeropuerto de El Prat (Barcelona), está investigado por el FBI estadounidense desde el 2014 por desarrollar, distribuir y utilizar, junto a otras personas, el software malicioso NeverQuest, un 'troyano bancario' que sirve para robar en internet información de clientes bancarios.

Así lo ha señalado este viernes la Guardia Civil, que ha explicado que una investigación de los servidores operados por Lisov en Francia Alemania reveló bases de datos con listas robadas de información de cuentas de instituciones financieras, con datos que indican, entre otras cosas, los saldos de las cuentas.

Uno de los servidores alquilados por Lisov contenía archivos con millones de credenciales de datos de acceso, incluidos los nombres de los usuarios, contraseñas y preguntas y respuestas de seguridad, para cuentas de sitios web bancarios y financieros.

RED DE ORDENADORES 'INFECTADOS'

Noticias relacionadas

Lisov estaba considerado un operador importante de NeverQuest, por encargarse, entre otras cosas, de la creación y administración de una red de ordenadores infectados con este 'troyano' mediante el arrendamiento y adquisición de servidores de ordenadores utilizados para administrar dicha red. Este jueves, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ordenó su ingreso en prisión incondicional y sin fianza.

La utilización del software malicioso NeverQuest ha supuesto pérdidas financieras y de fondos transferidos sin autorización desde cuentas de víctimas por importe aproximado a los cinco millones de dólares (4,7 millones de euros).