Ir a contenido

TERRORISMO EN ÁFRICA OCCIDENTAL

Al menos 47 muertos en Mali en un atentado suicida contra soldados progubernamentales

Un terrorista ha irrumpido en un cuartel de Gao y ha hecho estallar su vehículo contra cientos de integrantes del Ejército y de grupos armados afines y rivales

Soldados malienses atienden a los heridos y víctimas en las inmediaciones del lugar del atentado, en Gao, este miércoles.

Soldados malienses atienden a los heridos y víctimas en las inmediaciones del lugar del atentado, en Gao, este miércoles. / AFP

Al menos 47 personas han muerto en un atentado suicida perpetrado este miércoles con un coche bomba contra un cuartel militar en la ciudad de Gao, en el norte de Mali. El portavoz del Ejército, Diarran Kone, ha explicado que otras 115 personas han resultado heridas en el ataque, dirigido contra los grupos armados firmantes del acuerdo de paz y considerado el más mortífero de los últimos años en este país sahariano de África Occidental.

Según informaciones preliminares, un conductor suicida ha irrumpido en el cuartel y ha detonado la carga explosiva de su vehículo contra cientos de soldados del Ejército y de grupos armados afines y rivales, que se estaban organizando para emprender patrullas mixtas en el norte del país.

Ninguna organización ha reivindicado inmediatamente el ataque, pero varias horas después se lo ha atribuido Al Murabitún, un grupo vinculado a Al Qaeda y dirigido por el veterano yihadista Mojtar Belmojtar, según la agencia mauritana Alajbar. Grupos yihadistas ya cometieron otro atentado con coche bomba contra el aeropuerto de Gao, a cientos de metros del cuartel, el pasado 29 de noviembre.

Un reportero de Reuters que ha llegado al cuartel poco después del estallido, que ha ocurrido hacia las 9 a.m., ha dicho haber visto decenas de cadáveres en el suelo junto a los heridos. Las ambulancias han acudido inmediatamente al lugar, sobrevolado también por helicópteros, mientras el presidente de Mali, Ibrahim Bubacar Keita, decretaba tres días de duelo nacional.

"Es terrible", ha declarado Kader Touré, un residente local. "El ataque se ha producido mientras estaban reunidos en asamblea. Acabo de dejar el hospital donde hay cuerpos destrozados y amontonados", ha contado. Radhia Achouri, portavoz de la fuerza de paz de la ONU (Minusma), ha declarado que el balance de víctimas podría aumentar hasta 50 muertos, con muchos más heridos. “El vehículo ha chocado contra la entrada del cuartel, atropellando a todos los que estaban en su camino, antes de explotar justo donde 600 hombres estaban reunidos”, ha explicado.

INTERVENCIÓN MILITAR FRANCESA

El cuartel atacado acoge a soldados gubernamentales y a integrantes de varios grupos armados rivales que patrullan conjuntamente el norte desértico de Mali, bajo el acuerdo de paz del 2015 auspiciado por la ONU. Una intervención militar liderada por Francia en el 2013 expulsó de Mali a las milicias yihadistas, incluyendo grupos vinculados a Al Qaeda, que habían ocupado el norte del país el año anterior. Sin embargo, combatientes islamistas todavía operan en la región y la inseguridad se ha agravado por las tensiones entre grupos rebeldes locales y milicias progubernamentales.

El ministro de Interior francés, Bruno Le Roux, ha calificado la explosión de "ataque mayor y altamente simbólico" en una zona visitada hace solo dos días por el presidente François Hollande, que también ha condenado “sin reservas y con la mayor firmeza” el atentado, que a su juicio solo pretende minar los esfuerzos para estabilizar y pacificar Mali.