Ir a contenido

Así viven los refugiados durante la devastadora ola de frío

Imágenes sobrecogedoras de colas bajo la nieve para recoger comida que ingieren a la intemperie

Refugiados, en su mayoría sirios, en Serbia, sometidos a las durísimas condiciones meteorológicas. / ATLAS

La ola de frío que barre Europa está empeorando la ya de por sí penosa condición de los refugiados. El vídeo muestra cómo cientos de personas, en su mayoría sirias, sobreviven en la frontera de Serbia, en terribles condiciones. Expuestos y desprotegidos, luchan contra el frío extremo y la nieve. Para ellos no hay sitio en los campos de refugiados de la zona.

Hacen cola para conseguir un plato de legumbres, que se sirve frío, y un mendrugo de pan. Comen en cuclillas, tiritando por los 18 grados bajo cero. Similares escenas se repiten en otros puntos de los Balcanes y Grecia, donde la nieve y los termómetros en negativo son denominador común. En la isla griega de Lesbos, con temperaturas negativas y gruesos de nieve que alcanzan los 30 centímetros, la vida en el campamento de refugiados de Moria resulta casi imposible. Miembros de Médicos Sin Fronteras alertaban el lunes de riesgo de congelación para algunas personas.

Mientras las oenegés que trabajan sobre el terreno vuelven a encender todas las señales de alarma, las instituciones revelan, también una vez más, su ineficacia.

0 Comentarios
cargando