Ir a contenido

EL REINO UNIDO, EN LA ENCRUCIJADA

Renuncia por sorpresa el embajador británico ante la UE en puertas de la negociación del 'brexit'

Ivan Rogers no aclara los motivos de su decisión, pero todo apunta a divergencias con el Gobierno de May

Begoña Arce

Rogers (derecha), con Cameron, en una cumbre europea en Bruselas, el pasado junio.

Rogers (derecha), con Cameron, en una cumbre europea en Bruselas, el pasado junio. / REUTERS / FRANCOIS LENOIR

La inesperada dimisión del embajador del Reino Unido ante la Unión Europea (UE), Ivan Rogers, priva al Gobierno de Theresa May de uno de los mejores expertos sobre asuntos europeos, a menos de tres meses del inicio de las negociaciones del ‘brexit’. Rogers debía jugar un papel clave en ese proceso, aportando su gran experiencia y los contactos adquiridos durante los tres años en que ha trabajado en la capital comunitaria. Ni el diplomático ni el Foreign Office (el ministerio de Exteriores) han explicado el motivo de la renuncia, conocida este martes, pero todo apunta a graves discrepancias con el equipo de May y los fanáticos del ‘brexit’.

 El pasado mes, la BBC reveló como Rogers, en una conversación privada, advirtió a varios ministros de que completar la salida del Reino Unido de la UE llevaría diez años. Los defensores del ‘brexit’ condenaron furiosos el comentario. En octubre Rogers también había advertido de que un futuro acuerdo podría ser rechazado por los parlamentos de los países de la UE, que deben ser consultados.

El exlíder del UKIP Nigel Farage ha sido el primero en celebrar la marcha del diplomático: “Es un convencido eurófilo. Lideró las renegociaciones con David Cameron que salieron tan mal, y el otro día hizo ese comentario tan increíblemente negativo. Es claramente el hombre equivocado para el trabajo y lo único que lamento es que no se marchara al día siguiente del referéndum”.

CADENA DE RENUNCIAS

Desde el otro bando, el exlíder del Partido Liberal Demócrata Nick Clegg, quien trabajó en el pasado con Rogers en Bruselas, ha lamentado su renuncia, que ha valorado como un gran golpe para el Reino Unido: “La única forma en que podemos lograr un ‘brexit’ exitoso y que funcione es precisamente con el conocimiento de un experto como Rogers, que ahora ha sido marginado, empujado por la rabia de los defensores del ‘brexit’, que no van a aceptar el criterio de nadie que diga algo diferente de lo que ellos creen”.    

Rogers había sido nombrado por Cameron en noviembre del 2013 y fue uno de sus principales asesores en las negociaciones previas al referéndum sobre el 'brexit'. Su dimisión es la última de una cadena de renuncias y ceses de importantes expertos europeos en la más alta esfera del funcionariado y la diplomacia del Reino Unido. Ese fue el caso del predecesor de Rogers, John Cunliffe, y el que fuera consejero del primer ministro para asuntos europeos, Tom Scholar, que ahora trabaja en el Tesoro. Esta última renuncia es también un signo del enfrentamiento del alto funcionariado con el equipo de May. Según Farage, el Foreign Office está lleno de gente que “no acepta el resultado de la consulta”, y espera que “muchos otros” sigan el ejemplo de Rogers. 

0 Comentarios
cargando