Ir a contenido

GUERRA EN EL PAÍS ÁRABE

El Ejército sirio llama a los rebeldes a salir del este de Alepo

Turquía asegura que 37.500 personas ya han sido evacuadas de Alepo y que la salida de civiles y rebeldes podría acabarse mañana

Rusos, iranís y turcos se reúnen en Moscú y acuerdan relanzar el proceso político para poner fin al conflicto de Siria

Ana Alba

Una familia siria, en las calles de Alepo, en diciembre pasado.

Una familia siria, en las calles de Alepo, en diciembre pasado. / AFP / STRINGER

El Ejército sirio llamó hoy a los rebeldes que aún quedan en el este de Alepo a abandonar la ciudad. Las evacuaciones de civiles y combatientes se retomaron ayer y continuaron hoy sin interrupciones.

Según una fuente del Ejército sirio citada por la agencia France Presse, “soldados sirios hicieron un llamamiento por megáfonos a los combatientes que quedan y a los civiles que se quieren ir para que salgan de los distritos del este”.

Las fuerzas gubernamentales sirias advirtieron de que hoy mismo podrían entrar en los reductos de la zona este de Alepo donde aún había rebeldes “para limpiar la zona después de que se vayan los combatientes”.

MILES DE EVACUADOS

El ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, dijo hoy que está previsto acabar las evacuaciones de Alepo mañana miércoles. Cavusoglu apuntó que hasta ahora se ha evacuado a 37.500 personas de la zona este de la segunda ciudad siria. No obstante, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que coordina la salida de la población, aseguró que se ha evacuado a unas 25.000 personas.

Se desconoce el número exacto de gente que permanecía en el área este de Alepo, pero la ONU estimó que eran unos 40.000 civiles y 10.000 rebeldes. Según fuentes del CICR, aún hay “unos miles de civiles” que quieren salir de la ciudad y no han podido hacerlo.

Las evacuaciones de Alepo se llevan a cabo tras un acuerdo entre el Gobierno sirio y la oposición para que también fueran evacuados civiles de las poblaciones de Fua y Kefraya, de mayoría chií y asediadas por grupos rebeldes.

OFENSIVA DEL GOBIERNO

La zona este de Alepo estaba controlada por grupos rebeldes desde el 2012, pero la semana pasada el Ejército sirio y milicias chiís afines, con la ayuda de combatientes del grupo chií libanés Hizbulá y con el apoyo aéreo de Rusia consiguieron la victoria sobre las zonas en manos de los rebeldes tras una fuerte ofensiva iniciada el 15 de noviembre.

La salida de civiles y rebeldes se consiguió tras un pacto entre Rusia e Irán, aliados de Damasco, y Turquía, que apoya a los rebeldes.
Los tres países se reunieron hoy en Moscú y aprobaron una declaración para "reanimar" el proceso de paz en Siria. "Hemos consensuado una declaración conjunta con medidas encaminadas a relanzar el proceso político con el fin de poner fin al conflicto sirio", dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

COMBATIR A LOS YIHADISTAS

Moscú, Teherán y Ankara se muestran dispuestos a elaborar un acuerdo de paz entre Damasco y la oposición armada, y ser garantes de su cumplimiento y tienen intención de separar a las milicias opositoras al régimen de Bachar al Asad de los grupos yihadistas. Lavrov destacó que los tres países confirmaron su "firme voluntad" de combatir conjuntamente al Estado Islámico y al Frente al Nusra.

La declaración refrenda "el respeto a la soberanía, independencia, unidad e integridad territorial de la República Árabe de Siria". El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, explicó que en la reunión, que se celebró sin presencia de EEUU, se abordó también la posibilidad de garantizar la evacuación completa de la ciudad de Alepo y extender el alto el fuego a todo el territorio nacional. La salida de Alepo, según Lavrov, se cerrará “en uno o dos días”.

0 Comentarios
cargando