Ir a contenido

El Consejo de Seguridad de la ONU vota a favor de enviar observadores a la evacuación de Alepo

Los 15 países miembros, incluida Rusia, han aprobado por unanimidad la resolución mientras que Turquía asegura que unas 20.000 personas han sido evacuadas del este de la ciudad

Ana Alba

Consejo de Seguridad de la ONU en la votación sobre Siria.

Consejo de Seguridad de la ONU en la votación sobre Siria. / ANDREW KELLY / REUTERS

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este lunes por unanimidad el despliegue de observadores de Naciones Unidas en la ciudad siria de Alepo para controlar las evacuaciones de civiles y combatientes.

A pesar de que Rusia anunció que vetaría la propuesta de resolución elaborada por Francia, le ha dado su visto bueno después de que se introdujeran cambios, y sorprendentemente, las potencias mundiales mostraron unidad ante la guerra de Siria.

La resolución, aprobada por los quince miembros del Consejo de Seguridad, solicita a todas las partes en conflicto “que aporten a estos observadores seguridad y acceso inmediato y sin impedimentos (al este de Alepo)”.

RESOLUCIÓN 2328

Según el documento, personal humanitario de la ONU que se encuentra en Siria supervisará el proceso de evacuación de Alepo con el fin de asegurar la protección de los afectados y evitar posibles abusos. La resolución 2328 destaca la importancia de "garantizar el paso voluntario, seguro y digno de todos los civiles desde los distritos orientales de Alepo u otras zonas al destino que elijan".

En el texto se pide al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que adopte "medidas urgentes" para poner en marcha la supervisión de las evacuaciones, "en consulta con las partes interesadas". Para Rusia este punto era esencial, ya que no quería aprobar ninguna iniciativa que no tuviera que ser coordinada con el régimen del presidente sirio, Bashar al Asad.

RECHAZO DE DAMASCO

El embajador francés ante la ONU, François Delattre, indicó que la resolución establece las bases "para evitar nuevas atrocidades masivas en Alepo oriental". 

El régimen de Damasco no ve el texto con buenos ojos. El embajador de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, señaló que Siria no se opone a las resoluciones que respetan la ley humanitaria internacional, pero que la aprobada es “simplemente otra parte de la propaganda continuada contra Siria y su lucha anti-terrorista”. Jaafari añadió que “los últimos terroristas en algunos distritos de la parte este de Alepo están evacuando sus feudos y esta noche, Alepo estará limpia”.

Decenas de autobuses sacaron hoy a al menos 5.000 personas del este de Alepo, según la portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Siria, Ingy Sedky. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) habló de 5.500 evacuados.

FUA Y KEFRAYA

"Hoy, hasta ahora, 75 autobuses con unas 5.000 personas se han trasladado a zonas rurales del oeste de Alepo y, simultáneamente, 500 personas han sido evacuadas de Fua y Kefraya", explicó Sedky a la agencia EFE.

Las dos últimas localidades son de mayoría chií y población leal a Damasco y se encuentran sitiadas por grupos rebeldes. La evacuación de estas poblaciones fue la condición del Gobierno sirio y su aliado Irán para que civiles y combatientes pudieran abandonar Alepo. Sedky recordó que todavía quedan “miles de personas que siguen esperando en el este de Alepo, Fua y Kefraya".

Los autobuses llevan a la gente de la zona sitiada del este de Alepo a lugares bajo control del Gobierno sirio, a través del corredor de Ameriya-Al Ramusa. Desde allí, viajan al distrito de Al Rashidín, a unos 5 kilómetros al oeste de Alepo y luego a distintas partes bajo dominio rebelde.

INTERRUPCIONES 

La evacuación de civiles y combatientes de Alepo se inició el jueves, pero se interrumpió en seguida por violaciones del alto el fuego pactado de las que Damasco y los rebeldes se acusaron mutuamente.

Hace dos días se alcanzó un nuevo pacto, pero la operación volvió a paralizarse por el ataque del grupo yihadista Yund al Aqsa, vinculado al Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al Nusra, filial de Al Qaeda), contra autobuses que iban a evacuar a gente de Fua y Kefraya.

El Gobierno turco ha señalado que desde el jueves pasado, unas 20.000 personas han salido del este de Alepo. El OSDH situó la cifra en 14.000, de los cuales 4.000 serían rebeldes.

0 Comentarios
cargando