Ir a contenido

LA GUERRA DE SIRIA

Cientos de personas logran salir de Alepo

Los primeros convoyes evacúan a rebeldes, sus familias y heridos de zonas del este de la ciudad hacia áreas controladas por la oposición

Asad felicita a los sirios por la "liberación" de la segunda localidad del país, que considera un punto de inflexión en la guerra

Ana Alba

Las ambulancias con heridos evacuados de Alepo llegan a la zona rebelde de Idlib.

La evacuación de los barrios del este de la ciudad siria de Alepo que aún están parcialmente en manos de fuerzas rebeldes ha empezado este jueves con la salida de las primeras 1.000 personas, varias horas después de lo previsto. Un segundo convoy ha permitido luego evacuar a 1.100 personas más, según fuentes del Gobierno turco.

A poca velocidad, un primer convoy de al menos 13 ambulancias blancas y 20 autobuses verdes, custodiados por vehículos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja Árabe de Siria, han salido del distrito de Al Amiriyah para desplazarse hasta Al-Rashidin, al oeste de la ciudad, pero en manos rebeldes.

En la primera caravana, que ha atravesado la zona de Ramousa, controlada por el régimen de Damasco, viajaban 951 personas, entre ellas más de 200 combatientes y 108 heridos, según una fuente militar citada por la agencia France Presse.

Entre los evacuados se han visto personas mayores que lloraban al subir a los autobuses, otros que se sentían aliviados al salir y algunos que temían subir a los autocares por miedo a caer en manos de milicias pro-Asad.

PACTO DE TREGUA

La operación se ha podido iniciar tras un pacto de alto el fuego de tres días que entró en vigor varias horas después de lo estipulado. El martes, Rusia Turquía, padrinos del régimen de Damasco y los opositores, respectivamente, pactaron la evacuación del este de Alepo, pero el acuerdo fracasó y se cerró la madrugada del jueves.

El pacto prevé también que puedan salir heridos y enfermos de Fua Kefraya, dos localidades chiís en manos rebeldes en la provincia de Idleb.
La salida del convoy de Alepo ha sido complicada y en un primer momento se ha temido que la evacuación no pudiera realizarse. Los vehículos han sido tiroteados y en el ataque ha muerto al menos una persona y han resultado heridas cuatro más, según indicó la Defensa Civil Siria. Este grupo, conocido como cascos blancos, ha atribuido los disparos a una milicia leal a Asad.

“El convoy ha cruzado la línea de frente y está en camino hacia zonas rurales del oeste de Alepo”, indicó Ingy Sedky, portavoz del CICR en Siria, a France Presse. El convoy ha conseguido llegar a su destino, según confirmó Ahmad al Dbis, jefe de una de las unidades médicas y de voluntarios que coordinan las evacuaciones.

“El convoy volverá para evacuar a otras personas y así en diversas ocasiones. Vamos a continuar mientras las condiciones lo permitan”, aseguró  Sedky.

EVACUAR A 4.000 PERSONAS

Este jueves estaba previsto evacuar a unas 4.000 personas, rebeldes y sus familias entre ellos, según la televisión estatal siria. Está previsto que la operación dure unos tres días y que consigan salir unas 100.000 personas, según ha afirmado el viceprimer ministro turco, Veysi Kaynak. Turquía podría instalar un campo para acoger a los evacuados dentro de Siria. Según Moscú, unos 3.000 rebeldes han salido de Alepo y son ya más de 100.000 los civiles que han conseguido llegar a zonas seguras.

Un periodista independiente en Alepo, Zouhir Al Shimale, indicó que “los civiles no tienen más opción que quedarse o irse. Si se quedan estarán bajo control del régimen. La mayoría de la gente se quiere ir porque tienen miedo de posibles masacres”, ha dicho Shimale a Reuters. La gente está deseperada por llegar a lugares donde puedan tener alimentos, medicinas y combustible, ha indicado el periodista.

MILICIAS CHIÍS

La evacuación de Alepo escenifica la victoria del presidente sirio, Bashar el Asad, en Alepo, la segunda ciudad del país, pero la más poblada y antiguo motor económico de Siria. Las fuerzas gubernamentales sirias, asistidas por milicias iranís y combatientes del grupo chií libanés Hizbulá, así como por los bombardeos de la aviación rusa, han conseguido arrebatar el este de la ciudad a los rebeldes, que controlaban esta parte desde el 2012.

El triunfo de Asad en Alepo es el más importante del régimen en toda la guerra, ya que le allana el camino a la victoria definitiva sobre los opositores armados.

El presidente sirio felicitó hoy a los sirios por la “liberación” de Alepo y describió la inminente captura de Alepo por parte de su Ejército de “punto de inflexión”. “Creo que después de la liberación de Alepo hablaremos de la situación como antes de la liberación de Alepo y después de ella”, ha dicho en un vídeo difundido por la agencia oficial de noticias Saná, aparentemente grabado con un teléfono.

En el vídeo, Asad ha augurado que "la situación cambiará no solo en Siria o en la región, sino en todos los países del mundo; habrá un antes y después de Alepo, el tiempo se convertirá en historia". "Afirmo que lo ocurrido hoy es historia, que todos los ciudadanos sirios la están escribiendo, pero no empezó hoy sino hace cinco años con el comienzo de la crisis y la guerra en Siria", ha señalado, asegurando que todos los sirios han permanecido "junto a su país y a la patria".