Ir a contenido

Guerra en Siria

El Estado Islámico reconquista la ciudad de Palmira ocho meses después de perderla

El Ejército sirio reconoce la derrota y la pérdida del control de la histórica localidad por segunda vez

Los yihadistas celebran una victoria conseguida con más de 4.000 combatientes

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Soldados del Ejército sirio tras entrar en Palmira, en una imagen de archivo, en marzo del 2016.

Soldados del Ejército sirio tras entrar en Palmira, en una imagen de archivo, en marzo del 2016. / EFE / SANA

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha retomado el control de la histórica ciudad siria de Palmira y sus ruinas grecorromanas, poco más de ocho meses después de haber sido expulsado por el Ejército sirio y las fuerzas rusas.

Ante el avance de los combatientes del EI, los soldados sirios se han retirado este lunes de la ciudad, sumando más de 120 bajas entre los soldados leales a las fuerzas del Gobierno de Damasco.

El EI ha emitido un comunicado a través de internet en el que ha anunciado la reconquista de Palmira y que la ciudad vuelve a estar bajo la ‘sharia’ o ley islámica. El comunicado añade que los yihadistas se han hecho con el dominio de la ciudad después de tres días de violentos enfrentamientos.

TRES DÍAS DE COMBATES

El EI retomó la ofensiva sobre Palmira el último sábado y tras tres días de intensos combates con las fuerzas sirias, ha conseguido retomar la ciudad, con su aeropuerto, su zona arqueológica y la ciudadela histórica, según confirman hoy los medios oficiales sirios y el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Los yihadistas tomaron ayer el control de áreas del norte y oeste de la ciudad, anoche se retiraron a las afueras por los intensos bombardeos de la aviación rusa que, finalmente, parecen no haber sido suficiente para evitar que el EI se hiciera de nuevo con el control de esta simbólica región.

En los foros yihadistas en las redes han sido distribuidas fotografías de miembros del EI en su bastión de Raqqa, en el norte de Siria, repartiendo dulces para celebrar la victoria en Palmira y coincidiendo con la conmemoración del nacimiento del profeta Mahoma.

ATAQUE PLANEADO 

La agencia oficial de noticias siria, Sana, que hasta ayer negaba el éxito de la ofensiva yihadistaha informado de que el EI entró, finalmente, en Palmira a última hora del domingo, después de violentos combates con las fuerzas gubernamentales.

La misma fuente ha asegurado que el ataque del EI ha contado con un gran número de vehículos y más de 4.000 hombres que han atacado a la vez, desde varias direcciones. Según la agencia, las fuerzas armadas sirias han intentado, sin éxito, defender la ciudad del ataque y han sufrido muchas bajas en el intento.

Por su parte, el Centro de Pacificación ruso en Siria había informado con anterioridad de que el EI había enviado a Palmira numerosos combatientes procedentes de Raqqa y Deir Ezzor, en el noreste de Siria, así como desde Mosul, en Irak.

DE PATRIMONIO CULTURAL A TROFEO DE GUERRA

Esta nueva ofensiva ha tenido lugar más de ocho meses después de que el EI fuera expulsado de Palmira, el pasado 27 de marzo, tras una campaña de las tropas sirias, para las cuales la ciudad, reconocida internacionalmente por sus ruinas (Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco), había representado un trofeo de guerra.

Durante los diez meses que controlaron la ciudad, desde el 20 de mayo del 2015, los yihadistas dinamitaron parte de las ruinas históricas, entre ellas tres torres funerarias del siglo I d.C., el templo de Bel, el templete de Bal Shamin y el emblemático arco del triunfo de la ciudad.

Palmira ha sido una de las principales atracciones turísticas de Siria hasta el estallido de la actual guerra civil en el 2011 y su toma por el EI desató la preocupación internacional por su valioso patrimonio cultural.