Ir a contenido

POLÉMICA SOBRE LA PENA CAPITAL

Un reo agoniza 13 minutos durante su ejecución en Alabama

Ronald Bert Smith estuvo tosiendo y con arcadas tras la administración de la primera de las tres inyecciones letales

El reo Ronald Bert Smith Jr.

El reo Ronald Bert Smith Jr. / HANDOUT (REUTERS)

Ronald Bert Smith J., un preso condenado a muerte en el estado de Alabama (EEUU), fue ejecutado el pasado jueves por la noche con una inyección letal por haber asesinado en 1994 al empleado de una tienda de Huntsville. Durante la ejecución en el presidio de Holman, en Atmore, Smith tuvo una horrible agonía: arcadas y un ataque de tos que duró 13 minutos tras haber recibido la inyección letal. Durante ese rato, además, le sometieron a dos pruebas para saber si estaba sintiendo dolor.

Sus últimas palabras, según informa el medio digital 'Alabama.com', "no, señoría', después de que el director de la prisión le preguntara si quería hacer una última declaración. Sin embargo, tras haberle administrado el fármaco, sus labios se estuvieron retorciendo y moviendo.

LUCHANDO POR RESPIRAR

Durante esos 13 mintuos, Smith parecía estar luchando por respirar, estuvo tosiendo y apretó con fuerza su puño izquierdo. También intentó abrir varias veces su ojo izquierdo.

Smith había hecho una demanda contra el protocolo de la inyección letal que se administra en Alabama, en la cual decía que la primera de las tres drogas que se administra a los reos para matarlos no insensibiliza lo suficiente y que se sigue sintiendo el dolor ardiente que causan los otros dos siguientes fármacos que se les inyecta.

La familia de Smith no acudió a la ejecución, pero sí sus abogados, que fueron testigo de su terrible final.

Las autoridades de la prisión aseguran que se siguió el protocolo, y que en ningún momento se plantearon detener la ejecución cuando Smith empezó a toser y a tener arcadas.

La autopsia del cuerpo de Ronald Bert Smith determinará finalmente si hubo alguna irregularidad en la ejecución.

0 Comentarios
cargando