29 nov 2020

Ir a contenido

Mattarella inicia los contactos para formar un Gobierno exprés en Italia

El presidente italiano se reúne con los líderes del Congreso y del Senado

Rossend Domènech

La presidenta del Congreso italiano, Laura Boldrini, tras reunirse con el presidente Mattarella.

La presidenta del Congreso italiano, Laura Boldrini, tras reunirse con el presidente Mattarella. / ALBERTO PIZZOLI (AFP)

Un gobierno exprés apoyado por una gran coalición de partidos. O un gobierno también exprés salido de las filas del Partido Demócrata (PD). O incluso una vuelta de Matteo Renzi para un segundo gobierno. Estás eran este jueves las hipótesis de salida a la crisis abierta el domingo con la dimisión de Renzi, tras el rechazo en referéndum por un 59% de los votos de las reformas constitucionales que el gabinete progresista había presentado al Parlamento. Curiosamente, tras la derrota, el apoyo a Renzi ha subido dos puntos y dos puntos también ha descendido el respaldo a Matteo Salvini, líder de la Liga del Norte, y a Beppe Grillo, líder del Movimiento Cinco Estrellas, los principales opositores a las reformas planteadas por el ya exprimer ministro.

A pesar de ser festivo, el presidente de la República, Sergio Mattarella, comenzó este jueves las consultas para resolver la crisis abierta, entrevistándose con el presidente del Senado, Pietro Grasso; con la del Congreso, Laura Boldrini, y con el expresidente Giorgio Napolitano. Las consultas proseguirán este viernes con un maratón de encuentros del presidente con los líderes de las grandes, medias y pequeñas formaciones políticas. Un total de 25.

La Liga del Norte y el Movimiento 5 Estrellas, los principales partidos de la oposición, siguen reclamando “eleciones inmediatas”, lo que no es posile ya que hasta el 14 de enero el Constitucional no indicará los cambios que deben ser introducidos en la ley electoral en vigor. La misma no puede ser aplicada, ya que estaba prevista sin la existencia de un Senado de electos, que sin embargo ha sido rechazado en el referéndum constitucional.

Mientras, el Banco Central Europeo sigue comprando deuda italiana para impedir cualquier tipo de especulación. Su director, Mario Draghi, anunció este jueves que la operación conocida como seguirá hasta marzo, al ritmo de 80.000 millones por mes y de 60.000 a partir de aquella fecha.

UNA NUEVA LEY ELECTORAL

Este lunes, tras los coloquios con todos los partidos, resultará más clara la solución que planteará el presidente Mattarella, aunque ya se perfila la intención de dotar inmediatamente el país de un gobierno, quizás ya en la próxima semana. Un Ejecutivo que, en enero, apruebe una nueva ley electoral. Desde aquel momento, sería teóricamente posible anticipar las elecciones, dando por terminada una legislatura que debía acabar en el 2018.

Renzi habría dicho a Mattarella que no estaba disponible a un segundo encargo como primer ministro, sino que los partidos que votaron “no” a sus reformas “tienen que asumir su responsabilidad”. La única solución que no alteraría el programa del pasado Gobierno pasar por nombrar primer minsitro a Pier Carlo Padoan, actual ministro de Economía. Otra opción es Paolo Gentiloni, actual ministro de Exteriores y buen amigo de Renzi.