incertidumbre en italia

El presidente italiano busca una salida a la crisis tras la dimisión de Renzi

Berlusconi ofrece un Gobierno de gran coalición al Partido Democrático

Renzi y Mattarella, en noviembre.

Renzi y Mattarella, en noviembre. / AFP / TIZIANA FABI

Se lee en minutos

La heterogénea coalición de partidos que con el 59,1% de los votos ha tumbado en un referéndum popular las reformas constitucionales de Matteo Renzi, que ha dimitido, brinda por la victoria, aunque cada vencedor propone ahora su propia receta para salir de la crisis.

Todos los analistas italianos subrayan este lunes que los seis millones de votos de diferencia entre el 'no' (19.419.507) y el 'sí' (13.432.208) se han unido solo en nombre de la desesperanza, desilusión y miedo a la exclusión por la actual situación económica y social, pero que “políticamente son incompatibles”. Algunos ven en el resultado el mismo fenómeno antisistema que se produjo en el Reino Unido con el 'brExit' y en  EEUU con la victoria de Donald Trump. “Han perdido el referéndum las élites del país”, ha comentado Matteo Salvini, líder de la Liga Norte.

La palabra para salir del atolladero de la crisis está en manos del presidente de la República, Sergio Mattarella, que tiene una compleja papeleta por resolver, a causa de la situación interna y también de los reflejos económicos y europeos de la crisis italiana. Además de los Presupuestos de 2017 aún por aprobar, entre 8 y 10 bancos del país se encuentran al borde de la quiebra so pena de arrastrar a la UE a una crisis sistémica. Contrariamente a los temores de la víspera, este lunes las bolsas mantienen una cierta serenidad, probablemente provocada por la determinación de la BCE de comprar deuda italiana para impedir la especulación nacional e internacional.

Mayoría parlamentaria relativa

El segundo protagonista para resolver la papeleta de la crisis será el progresista Partido Demócrata (PD) de Renzi, que tiene mayoría relativa en el Parlamento. Una minoría de la formación –los líderes más veteranos entre ellos—habían propiciado la campaña para el 'no' y han vencido. La dirección del partido se reúne el martes para analizar el voto y se da como posible que en aquella circunstancia Renzi pueda presentar también su dimisión como secretario del partido. Tal vez para estar libre y poder presentarse como candidato a las futuras elecciones

De acuerdo con la Constitución, Renzi presenta esta tarde su dimisión y Mattarella deberá consultar después a todos los partidos. Si la renuncia del primer ministro es irreversible, el Presidente deberá pedir al PD la indicación de otro nombre y aquí comienza la complejidad de rompecabezas.

Te puede interesar

Salvini, líder de la xenófoba Liga del Norte y aliado del francés Frente Nacional, ya se ha propuesto este lunes como jefe del próximo Ejecutivo. “Somos una alternativa seria”, ha dicho. Los líderes del Movimiento 5 Estrellas, liderado por Beppe Grillo, han informado también que están elaborando su programa y “equipo para gobernar Italia”.  Por su parte, Silvio Berlusconi, parece haber políticamente resucitado tras el voto y ha ofrecido al PD,  un gobierno de  "gran coalición”, aunque admite que el PD tiene el "derecho-deber"de formar una nueva mayoría y un gabinete sin Renzi. Los candidatos más cotizados son en estas horas el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, que ofrecería mayores garantías a la UE y  Pietro Grasso, presidente del Senado, que constituiría otro tipo de garantía por ser una “solución institucional”.

De acuerdo con las previsiones de los analistas italianos, el nuevo Gobierno debería formarse sobre la base de pocos objetivos concretos para volver a unas elecciones generales en 2017, un año antes del término natural de la legislatura. Entre los objetivos, figura en primer lugar la aprobación de una nueva ley electoral La anterior ley fue suspendida por el Constitucional y la actual debe ser reformada ya que estaba prevista con la supresión del Senado en el supuesto de una victoria del sí.