CONSULTA CLAVE

Temor a la inestabilidad política y económica en Italia si gana el 'no' en el referéndum

La posible dimisión de Renzi y la precaria situación de la banca preocupan a los mercados

Grillo, en un acto de campaña por el ’no’, en Turín.

Grillo, en un acto de campaña por el ’no’, en Turín. / EFE / ALESSANDRO DI MARCO

Se lee en minutos

Ignazio Viscodirector del Banco Central de Italia, ha creado una especie de red de seguridad en torno al país con la finalidad de frenar o neutralizar las posibles consecuencias adversas de que los italianos rechacen en el referéndum de este domingo las reformas constitucionales propuestas por el Gobierno de centroizquierda que encabeza Matteo Renzi.

“Podrá producirse una cierta tensión, pero habrá que ir más allá, porque en cualquier caso las reformas habrá que hacerlas”, ha exlicado Visco en estos días sin propasarse de cuanto le permite el cargo, frente a las alarmas que han hecho sonar Wall Street, 'The Economist' y el 'Financial Times', además de varios ministros europeos. Desde Fráncfort, el gobernador del Banco Central EuropeoMario Draghi, ha hecho lo mismo y, por el momento, el sistema parece resistir frente a unas previsiones que señalan el 'no' a las reformas como vencedor. “Los italianos siempre encuentran una solución”, han repetido a lo largo de los años varios ministros estadounidenses.

RIESGOS EN EL SECTOR BANCARIO

El sector que más preocupa es el bancario, en el que hay entre ocho y 10 instituciones que se encuentran en una fase de recapitalización y/o fusión acelerada, después de que durante la crisis financiera comenzada en el 2008 ninguno de los gobiernos anteriores tomase medida alguna.  “Con una victoria del 'no' hay ocho bancos que se encontrarán en riesgo [de quebrar]", ha escrito el 'Financial Times'. Desde el pasado verano, Renzi está propiciando una salvación basada únicamente en una solución de mercado, es decir sin ayudas públicas –por otra parte, actualmente prohibidas en la UE–, por valor de 4.000 millones de euros.

Sin embargo, son precisamente los mercados los que se preguntan ahora qué sucederá si vence el 'no', Renzi dimite del cargo y transcurren largas semanas de incertidumbre sobre la formación de un nuevo Ejecutivo.

CONSEJOS A RENZI

En estas semanas, el primer ministro no ha dado marcha atrás en su intención de dimitir, considerando un rechazo de las reformas como una derrota personal. Sin embargo, nobles consejos procedentes de la jefatura del Estado, instancias económicas e incluso de la oposición política pueden finalmente haberle convencido de que una cosa es un referéndum que atañe a la Carta Magna de todos los italianos y otra el Ejecutivo, fruto de una mayoría solo electoral.

Durante las últimas semanas, la bolsa de Milán ha oscilado repetidamente, perdiendo y recuperando parcialmente un promedio de dos puntos diarios, mientras que la prima de riesgo, el diferencial de los bonos italianos con los alemanes, ha subido hasta rozar los 180 puntos.

LENTA MEJORA DE LAS CIFRAS

Los últimos datos sobre la situación económica han permitido sin embargo un ligero respiro al Gobierno, que de este modo ha podido terminar la campaña electoral con argumentos positivos más comprensibles para los ciudadanos de a pie que los de los mecanismos constitucionales.

Te puede interesar

El paro juvenil ha bajado por primera vez hasta el 36,4% desde comienzos de la crisis, en el 2008, y así el paro general (11,5%) también ha dismunido ligeramente, se han creado unos 174.000 nuevos puestos de trabajo indefinido (+0,8%), el PIB anual probablemente estará por primera vez en años unas décimas por encima de las previsiones (+0,9-1%) y la deuda pública, la más alta (132.6%) de Europa después de la de Grecia (175,1%)  “está bajando lentamente”, según ha anticipado Renzi.

En cualquier caso, la posible victoria del 'no' pronosticada por los sondeos crearía un período de inestabilidad política que repercutiría en la economía nacional y, a causa de la situación bancaria, en la europea. A pesar de ello, Renzi se ha reafirmado en su promesa de “no usar la carta del miedo” en favor del 'sí'.