Schulz anuncia que deja la presidencia del Parlamento Europeo

El político socialista es visto como el principal aspirante para enfrentarse a Merkel en las elecciones

El político socialista es visto como el principal aspirante para enfrentarse a Merkel en las elecciones / VIDEO: ACN

El político socialista es visto como el principal aspirante para enfrentarse a Merkel en las elecciones
Schulz anuncia que deja la presidencia del Parlamento Europeo

/

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

El socialista alemán Martin Schulz (1955, Alemania) lleva ocupando un escaño en el Parlamento Europeo desde hace veintidos años. Llegó en 1994 y desde entonces ha ocupado distintas responsabilidades hasta escalar a la presidencia de la cámara y convertirse en el único político elegido durante dos mandatos consecutivos. Aspiraba a repetir un tercero pero la falta de apoyos le han llevado a dar un giro a su vida política y anunciar que pone rumbo a Berlín.

“Durante los últimos meses ha habido muchas especulaciones en la prensa sobre mi futuro. He tomado una decisión. No me presentaré a presidente del Parlamento Europeo para un tercer mandato. El próximo año me presentaré a las elecciones del Bundestag como cabeza de lista del SPD por Renania del norte-Westfalia”, ha explicado primero en alemán, después en inglés y por último en francés durante una breve comparecencia en Bruselas en la que no ha aceptado preguntas. “Ya habrá tiempo”, ha dicho proclamando que su compromiso con el proyecto europeo no cambia y que seguirá defendiendo los valores en la política nacional

Pese al apoyo público expresado por el democristiano luxemburgués que preside la Comisión Europea y miembro del PPE, su gran amigo Jean-Claude Juncker, -llegó a decir según Der Spiegel que abandonaría el Ejecutivo comunitario si el alemán no era reelegido- Schulz no ha logrado apoyos políticos suficientes para esquivar el pacto político entre el PPE y PSE, por el que se reparten la presidencia de la Eurocámara, y garantizarse así un tercer mandato. Un ha decidido dar un giro a su carrera política.

¿EN BUSCA DE LA CANCILLERÍA?

El SPD no decidirá hasta el mes de enero el nombre de su candidato a canciller y Schulz lo único que ha aclarado es que se presentará como jefe de filas de su formación en su estado federado. Según la prensa alemana, no obstante, el todavía presidente del Parlamento Europeo tiene muchos boletos para ser la persona elegida para enfrentarse a Angela Merkel por la cancillería alemana. Una tarea, según las últimas encuestas, con pocas posibilidades de éxito. Para ello tendría que imponerse al actual líder del partido Sigmar Gabriel. Su nombre, no obstante, también suena como reemplazo del ministro de exteriores, Frank-Walter Steinmeier, que ya ha sido nominado por la coalición de gobierno que forman la CDU y el SPD como próximo presidente de Alemania a partir del mes de febrero.

Nacido el 20 de diciembre de 1955 cerca de la frontera entre Alemania, Holanda y Bélgica hizo de su pasión por los libros su trabajo. Aprendiz de librero primero, abrió una librería en 1982 en Würselen a la que dedicó 12 años de su vida antes de dar el salto hacia la política. Miembro del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) desde los 19 años, con 31 se convirtió en el alcalde de Würselen lo que le convirtió en el representante municipal más joven del estado federado de Renania Norte-Westfalia. En ese cargo estuvo once años, hasta 1998 aunque cuatro años antes, en 1994, ya había dado el salto a Bruselas y Estrasburgo.

REPARTO DE CARGOS EN LA UE

Noticias relacionadas

Casado y con dos hijos, apasionado por el fútbol y los libros, en 2004 fue elegido jefe de filas del PSE, el segundo partido de la cámara. Un año antes, cuando era líder de los socialistas, Silvio Berlusconi lo llamó “capo” nazi por las críticas del alemán a los conflictos de interés de sus empresas. Entre 1994 y 2012 ocupó distintos puestos dentro del partido y también en la cámara hasta ser elegido presidente el 17 de enero de 2012 para un mandato de dos año con 387 votos. El 1 de julio de 2014 era reelegido con 409 votos para un segundo mandato de dos años y medio –en virtud del acuerdo con el PPE para repartise la legislatura- que expira en enero.

Su renuncia no solo supone un vuelco político en Alemania. También reabre la batalla por el reparto de puestos en las instituciones europeas. Según el pacto suscrito a comienzos de legislatura entre el PPE y el PSE, la presidencia de la cámara corresponderá a partir de enero –se cumple la mitad de la legislatura- a los conservadores. Un puesto al que no están dispuestos a renunciar pese a que tanto la presidencia del Consejo Europeo como de la Comisión Europea están ocupadas por políticos conservadores, el polaco Donald Tusk y el luxemburgués Jean-Claude Juncker. Aunque de momento no ha sonado ninguna alternativa ni en las filas del PSE ni de los liberales, que podrían aprovechar para presentar un candidato, el PPE ya cuenta con varios nombres aunque desconocidos : el francés Alain Lammasoure, el italiano Antonio Tajani, la irlandesa Mairead MacGuinnes.