18 sep 2020

Ir a contenido

EN LAS PRÓXIMAS HORAS

El Gobierno de Colombia y las FARC se citan para firmar el nuevo acuerdo de paz

Tras el fracaso del primer pacto, las partes se han dado una nueva oportunidad en medio del resurgimiento de las acciones de los grupos paramilitares

Abel Gilbert

Una joven ayuda a colocar una pancarta a favor del acuerdo de paz en la acampada de la plaza Bolivar, en Bogotá.

Una joven ayuda a colocar una pancarta a favor del acuerdo de paz en la acampada de la plaza Bolivar, en Bogotá. / AFP / LUIS ACOSTA

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, firmará en las próximas horas con la guerrilla de las FARC el nuevo acuerdo de paz, al tiempo que el país vive con preocupación el resurgimiento de la violencia paramilitar. Durante el fin de semana, cinco miembros de asociaciones campesinas y defensores de los derechos humanos han sido asesinados en Caquetá, Meta y Nariño.

El acuerdo entre el Gobierno y la guerrilla será firmado en la Quinta de San Pedro Alejandrino, en el departamento caribeño de Santa Marta, según ha informado Radio Caracol. Por lo pronto, se sabe que el principal referente en las negociaciones de la guerrilla, Rodrigo Londoño, conocido como 'Timochenko', ha abandonado ya La Habana para participar en el acto de la firma.

El nuevo acuerdo es fruto de la derrota del 'sí' en el plebiscito del pasado 2 de octubre, en el que se sometió a referéndum el primer acuerdo. Ahora, los negociadores han incorporado numerosas propuestas de los defensores del 'no', en temas relacionados con el narcotráfico, la propiedad de la tierra y los mecanismos de participación política de la insurgencia una vez que abandonen las armas.

El Gobierno espera un gesto del expresidente conservador Álvaro Uribe -la principal voz discrepante del frustrado primer acuerdo- y mucho más en las actuales circunstancias. El exmandatario ha pedido que el nuevo pacto no sea el definitivo. Esa posibilidad ha sido descartada. Deberá de ser antes ratificado por el Congreso.

Pero, además, una inesperada razón obliga a no perder tiempo: el país vuelve a ser testigo de asesinatos de dirigentes políticos que habían mostrado su entusiasmo por el primer acuerdo de paz. “No son pocos los habitantes y líderes que temen por sus vidas, no solo por los homicidios que ya se han presentado, sino porque en los últimos días han circulado panfletos firmados supuestamente por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)”, ha informado la revista Semana.  

OLA DE ASESINATOS

El Movimiento Político y Social Marcha Patriótica asegura que desde el 2011 han muerto 124 de sus integrantes. "Hemos denunciado la reactivación de grupos paramilitares en zonas como Nariño, norte del Cauca, límites entre el Meta y Caquetá. Lo hemos documentado con panfletos y grafitis porque son en esos lugares donde se han registrado los asesinatos de nuestros líderes”, ha dicho David Flórez, portavoz de ese movimiento. "Nos preocupan los panfletos en esos lugares y además que no actúe efectivamente la fuerza pública donde tienen muchos efectivos. Creemos que hay elementos que la justicia debe investigar", ha añadido.

Según el diario El Espectador, este año han sido asesinados 70 líderes sociales y defensores de los derechos humanos, 279 han recibido amenazas y 28 han sido víctimas de atentados. “Exigimos la aplicación inmediata del acuerdo sobre garantías de seguridad. Vuelve la guerra sucia”, ha dicho Pablo Catatumbo, uno de los principales dirigentes de las FARC.

PREOCUPACIÓN EN LA OEA

La misión de apoyo al proceso de paz de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha expresado “su preocupación por las difíciles condiciones de seguridad que enfrentan los integrantes de organizaciones de acción comunal, movimientos históricamente afectados por el conflicto”.

Para la OEA, es “preocupante” un informe hecho público recientemente que da cuenta de la comisión de 33 homicidios, dos casos de desaparición forzosa y múltiples situaciones de amenazas en todo el país. "Hay una amenaza regional contra el proceso de paz", ha reconocido el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo. Santos lo sabe y por eso ha pedido que el nuevo acuerdo se firme cuanto antes.