Ir a contenido

SUSTO EN JAPÓN

Una alerta de tsunami revive la pesadilla de Fukushima

El terremoto de magnitud 7,3 no ha causado daños graves y el aviso de olas gigantes ha sido desactivado poco después

Información sobre el terremoto de la televisión japonesa.

Información sobre el terremoto de la televisión japonesa.

Las autoridades japonesas han declarado esta madrugada una alerta de tsunami tras un fuerte terremoto de magnitud 7,3 en la escala abierta de Ritcher en la prefectura de Fukushima, en el noreste del país, informa el Servicio Geológico de EEUU (USGS, por las siglas en inglés). El temblor y el aviso de olas gigantes ha hecho revivir la pesadilla sufrida por esta región de Japón en el 2011. Sin embargo, finalmente no se han tenido que lamentar víctimas ni daños graves y la alerta ha sido desactivada poco después.

El epicentro del seismo se situó a 61 kilómetros al sudeste de la ciudad japonesa de Namie a una profundidad de 10 kilómetros.

Las autoridades habían alertado de un tsunami de 3 metros de altura. Alrededor de las 7 de la mañana del martes (23.00 del lunes en España) se registraron varias olas de entre 30 y 90 centímetros en diversos puertos de la costa noreste, sin que causaran ningún daño, y a la altura de la ciudad de Sendai, en la costa de Miyagi, se registró un tsunami de 1,4 metros sobre las 8 de la mañana del martes (00.00 del martes en España). En todos los casos, se ordenó la evacuación de los vecinos que residen cerca de la costa.

La prefectura de Fukushima se encuentra a unos 200 kilómetros al norte de Tokio y acoge la planta nuclear que quedó muy afectada tras el tsunami del 2011, consecuencia de otro fuerte terremoto, esta vez de magnitud 9 en la escala de Ritcher.

Tras la fuerte sacudida de este lunes, las autoridades han afirmado que no se ha detectado radiación en el zona, aunque han ordenado cerrar todas las centrales nucleares cercanas como prevención. 

El terremoto de este lunes (martes en Japón) ha hecho revivir a los japoneses la pesadilla del gran seísmo y el tsunami de hace cinco años que causó la muerte de unas 18.000 personas y provocó una catástrofe nuclear a la central nuclear de Fukushima. 

Desde el pasado mes de abril, el archipiélago japonés ha sufrido dos fuertes terremotos en la región de Kumamoto, al suroeste, a los que seguieron hasta 1.700 réplicas, que provocaron la muerte de medio centenar del personas e importates daños materiales.

En previsión de este tipo de terremotos con grandes tsunamis, Japón está construyendo contra reloj torres y rutas de evacuación, muros de contención y refugios, según informa Efe.