Ir a contenido

La UE y Canadá ya tienen su acuerdo de libre comercio

"Las cosas difíciles son difíciles pero al final lo hemos conseguido", dice el primer ministro canadiense Justin Trudeau

Jean-Claude Juncker avisa de que Bélgica tendrá que reflexionar sobre el funcionamiento de su modelo internacional

SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

La UE y Canadá firman el acuerdo de libre comercio bilateral (CETA, por sus siglas en inglés) en Bruselas. / AFP / VÍDEO: EUROPA PRESS

La UE y Canadá firman el acuerdo de libre comercio bilateral (CETA, por sus siglas en inglés) en Bruselas.
La policía desaloja un manifestante contra el CETA en Bruselas.

/

Tres días más tarde de lo previsto, debido al bloqueo político en la región belga de Valonia, y con algunas horas de retraso por los problemas técnicos del avión que transportaba al primer ministro canadiense. Pero el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA en sus siglas en inglés) tiene ya las bendiciones oficiales de ambos bloques. “Las cosas difíciles son difíciles pero al final lo hemos conseguido”, ha celebrado el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Pese a las caras de satisfacción, las sonrisas que se han dedicado y los muchos abrazos entre los protagonistas de la cumbre bilateral UE-Canadá, la firma del pacto ha estado precedida de nuevo por protestas en la calle. Varios activistas contra el CETA y el TTIP –el tratado de libre comercio que negocian la UE y Estados Unidos- conseguían esquivar la barrera policial y colarse hasta la entrada de la sede del Consejo donde han lanzado pintura roja como muestra de su desacuerdo. Un incidente que se saldaba con la detención de 16 personas. 

Nada de esto, sin embargo, les ha aguado la fiesta a la cupula europea durante una firma que calificada de “histórica” y a la que han asistido Donald Tusk (Consejo Europeo), Jean-Claude Juncker (Comisión Europea) y Robert Fico (presidente de turno de la UE y primer ministro eslovaco). “Me gustaría que aquellos que están en la calle y que a menudo se hacen preguntas escuchen y nos entiendan tambien. No hemos cedido nada porque nadie en Canadá nos ha pedido ceder a nuestros principales valores. Encuentro impertinente imaginarse que los principales representantes del mundo democrático estén amenazando la democracia”, advertía Juncker.

EJEMPLO PARA OTROS ACUERDOS

La UE ha subrayado que ningún futuro acuerdo comercial tendrá estándares inferiores al canadiense y ha recordado los beneficios que aportará a la economía europea: un aumento del empleo, un ahorro de 400 millones para los exportadores europeos gracias a la supresión de los derechos arancelarios durante la fase provisional - 500 millones cuando sea de aplicación plena-, un aumento de los intercambios comerciales del 20% entimado en 12.000 millones y garantías de estándares elevados de protección en materia de normas medio ambientales, agrícolas o laborales.

Los detractores del pacto, entre ellos a la organización ecologista Greenpeace, siguen sin estar satisfechos y han denunciado que el tratado supondrá la pérdida de 200.000 empleos en la UE y un impacto económico minúsculo, con un crecimiento del PIB de entre el 0,02 y 0,23% a largo plazo. “Va a llevar mucho más que un simbólico apretón de manos y una foto imponer el CETA a los europeos”, avisan. “He sido 17 años ministro de trabajo” y “no he venido a Bruselas a matar las normas esenciales de nuestro mercado de trabajo”, respondía Juncker.

El acuerdo entrará provisionalmente en vigor una vez que lo apruebe el pleno del Parlamento Europeo, previsiblemente en diciembre o en enero, pero después comenzará una fase aún más complicada de ratificación en los 28 Estados miembros. En unos cuántos países tendrán que pronunciarse sus parlamentos regionales, como en Bélgica, lo que podría complicar todavía el proceso. Consciente de que el proceso puede todavía descarrilar, Juncker dejaba este mensaje a los belgas. “Estamos muy comprometidos del lado de Valonia para que todas las incertidumbres desaparezcan” pero “Bélgica tiene que reflexionar sobre su funcionamiento en relación a su modelo internacional”, avisa.

0 Comentarios
cargando