Ir a contenido

Polémica en Uruguay por una pintura de Mújica desnudo

El artista plástico Jullio de Sosa los mostró como si estuvieran en el Paraíso

Los cuerpos del ex presidente y Luisa Topolansky apenas están cubiertos por una hoja

Abel Gilbert

La pintura de Mújica y su esposa desnudos.

La pintura de Mújica y su esposa desnudos.

Los pintaron como si fueran la versión uruguaya del “Adán y Eva” de Alberto Durero que se exhibe en el Museo del Prado, con algunos trazos, en el caso de ella, de “El nacimiento de Venus” de Sandro Boticelli, que cuelga en el Palacio Uffizi, de Florencia. Pero al expresidente José Mujica y su esposa, la senadora Lucía Topolansky, no les gustó nada el cuadro que los muestra apenas cubiertos por una hoja en sus partes pudendas. “Exhibicionismo sin permiso”, dijo Topolansky. El 'Pepe' se enojó tanto que el lienzo debió ser retirado de la galería de arte de Montevideo en la que se exponía. “Génesis Uruguay”, se llama la pintura de Julio de Sosa en la que la pareja política más famosa de ese país aparece como si estuvieran en el Paraíso bíblico. El autor quiso darle a su obra un fuerte efecto realista. Con la desnudez de las figuras, explicó, trató de aludir a la probada austeridad de los Mujica.

Pero el ex mandatario no se sintió halagado y calificó de “triste” lo ocurrido. Reconoció que los artistas “tienen derecho a ganarse unos pesos”, pero “las cosas tienen un límite”. “Te ponen en bolas en la vidriera de una galería y la gente no sabe si vos posaste para eso, o si lo autorizaste o no. No tiene sentido. Es una cosa totalmente menor, pero al leer la prensa todos los días siempre te dan un palo, y esto está en ese marco”, comentó con enojo Topolansky. “¿Por qué no lo pintan a (Luis Alberto) Lacalle?”, se preguntó sobre el exjefe de Estado de derechas. La exprimera dama dejó el asunto en manos de su abogado. Lo cierto es que hubo una denuncia, que no la realizaron ellos, y agentes de la policía se acercaron a la galería para sugerir que “Génesis Uruguay” deje de ser expuesta al público.

“Jamás se hizo con un fin de degradar a quienes están en el cuadro. De Sosa realmente los adora, cree que son importantes y, de alguna forma, quiso homenajearlos”, dijo Diana Saravia, la dueña de la galería del centro montevideano. Ella sigue creyendo que la obra es “linda” y un aporte al “arte nacional”. La comunidad artística uruguaya se solidarizó con De Sosa. “Este cuadro que representa a un expresidente y una senadora, ahora ambos senadores, no es ofensivo. En internet hay uno de Margaret Thatcher como valquiria, cabalgando un falo. Esto no tiene nada que ver con eso”, se lamentó Gustavo Fernández.

SUBIDA DE PRECIO

“Lo que pasó es por demás polémico. Me parece que no está bien que se haya hecho eso. No es bueno ningún tipo de censura”, dijo la artista visual Claudia Anselmi. “Es una versión de Adán y Eva. Estamos hablando de alguien de quien se venden calzoncillos con la cara de él en Japón. Entonces, ¿cuál es el problema con esto? Esto es un acto de censura en un Gobierno progresista”.

El efecto del pequeño escándalo no tardó en hacerse sentir en el mercado del arte. “Génesis Uruguay” tuvo un precio inicial de 400 dólares. Sin embargo, debido a la difusión de la polémica en redes sociales y medios de comunicación, la cifra aumento de manera considerable. Ahora no se sabe cuál es su techo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.