09 jul 2020

Ir a contenido

ELECCIONES EN EL PAÍS DE LOS BALCANES

Montenegro vota por consolidar la alianza con Occidente

El partido del primer ministro, el polémico Milo Djukanovic, favorable a la OTAN y a la UE, gana otra vez las elecciones legislativas, aunque deberá de buscar socios para gobernar

La oposición, aliada de Rusia, gana terreno y busca como acabar con el jefe del Ejecutivo que lleva 25 años en el poder

KIM AMOR / BARCELONA

Una votante del DPS, del primer ministro de Montenegro, el prooccidental Milo Djukanovic, con una bandera de EEUU tras conocerse los resultados de las elecciones.

Una votante del DPS, del primer ministro de Montenegro, el prooccidental Milo Djukanovic, con una bandera de EEUU tras conocerse los resultados de las elecciones. / AP / DARKO VOJINOVIC

La victoria del Partido Democrático de los Socialistas (DPS), del primer ministro Milo Djukanovic, en las elecciones legislativas de Montenegro no ha sido ninguna sorpresa, aunque la oposición ha ganado terreno. A falta de los resultados oficiales, el prooccidental DPS habría obtenido el 41% de los votos y se habría quedado a cinco diputados de la mayoría absoluta. El principal partido de la oposición, el prorruso Frente Democrático (FS), derecha nacionalista, se habría quedado con el  20,8% de los sufragios. Djukanovic tendrá que buscar aliados para formar gobierno.

El pequeño país de los Balcanes, de apenas 620.000 habitantes, que se independizó de Serbia en el 2006, ha acudido este domingo a votar con la mente puesta en dos modelos de país completamente opuestos. El que propone Djukanovic, que apuesta para que Montenegro forme parte de la comunidad Occidental, o el del FD, claramente prorruso.

Djukanovic, de 54 años, lleva un cuarto de siglo al frente del país. Ha sido cinco veces primer ministro y una vez presidente. Ya estaba en la cima del poder durante la guerra de la exYugoslavia, apoyando a la Serbia de Solobodan Milosevic. Es un superviviente nato que ha sabido adaptarse con rapidez e eficacia a lo que más le convenía para mantenerse en el poder. 

El Gobierno de Podgorica aspira a ingresar el año que viene en la OTAN -lo que irrita a Moscú y a su aliado, el FS-, y los más pronto posible en la Unión Europea (UE), con la que lleva negociando su ingreso desde el 2012. A pesar de que se han logrado avances significativos "todavía falta" para que el país llegue a forma parte del club de los 28, según indica Aivo Orav, representante de le UE en Montenegro.

AUTORITARIO Y ANTIDEMOCRÁTICO

Uno de los principales obstáculos es, sin duda, el carácter "autoritario" y "poco democrático" de Djukanovic, según denuncian las organizaciones humanitarias. "Este es un sistema extremadamente corrupto", dice Tea Gorjanc Prelevic, directora de Human Rights Action (HRA). "Aquí hasta los muertos votan en cada elección", añade como ejemplo. Prelevic denuncia como los días previos a las elecciones el DPS envió a los electores SMS prometiendo 17 euros a quien votase por el partido en el poder.

"Estamos lejos del estado de derecho", advierte, por su lado, Vanja Calovic, fundadora de MANS, la principal asociación montenegrina de lucha contra la corrupción y la delincuencia común organizada. "El régimen controla todo, la política, las justicia, las fuerzas de seguridad, los medios de comunicación...", añade Milena Perovic-Korac, periodista del semanario "Monitor", que recuerda como en el 2015 varios informadores de la oposición fueron agredidos.

Según un informe de Amnistía Internacional "los ataques contra los medios de comunicación y periodistas independientes" han continuado y "rara vez se ha llevado ante la justicia a los autores de este tipo de actos". El documento recuerda además como los "medios afines al Gobierno" se han dedicado a "desacreditar a periodistas y defensores y defensoras de derechos humanos", como Calovic y Prelevic.

Pero el gran debate en Montenegro -reflejo de la pugna que se libra en las altas esferas del poder- es determinar bajo qué paraguas debe cobijarse el pequeño y vulnerable país balcánico, si el de la UE y la OTAN o el de la Rusia de Vladimir Putin.

PRINCIPAL INVERSOR

Mientras los sondeos indican que una buena parte de la población ve con buenos ojos el ingreso en la UE, no es tan claro cuando se trata de formar parte de la OTAN. Muchos montenegrinos retienen en la memoria el castigo que sufrieron por parte de aviones de combate de la OTAN hace 17 años durante la guerra de la exYugoslavia. 

Moscú ha advertido de "las consecuencias" que tendrá para el país si se alia con la Alianza Atlántica. Hasta ahora Rusia es el principal inversor de Montenegro, sobre todo en el sector turístico, en la costa del Adriático. Sin embargo, las inversiones han caído en picado en los dos últimos años. El FD se opone radicalmente al ingreso a la OTAN y exige un referéndum para decidir sobre pertenecer o no a la UE.

La deriva prooccidental de Djukanovic ha quedado claro estos años, al apoyar si tapujos las sanciones a Rusia por la crisis de Ucrania, y al haber reconocido ya en el 2008 a Kosovo como un país independiente.

"¿Vamos a formar parte de la sociedad europea desarrollada o seremos una colonia rusa?", ha preguntado Djukanovic a los electores durante la campaña electoral. El primer ministro lo tiene muy claro y mientras siga así contará con el apoyo de Bruselas y de EEUU, que ven en Djukanovic un buen aliado en esta región, donde la Rusia de Putin está muy presente gracias a Serbia. Djukanovic sabe que es una pieza estratégica clave y sabe como jugar sus cartas.

Temas Montenegro