Ir a contenido

DOCUMENTO DEL 2005

Una grabación con comentarios obscenos de Donald Trump sobre las mujeres le complica la campaña

El candidato republicano afirma: "Cuando eres una estrella, ellas te dejan hacerles lo que quieras"

RICARDO MIR DE FRANCIA / WASHINGTON

Imagen del vídeo con los comentarios machistas de Trump publicado por ’The Washington Post’.

Imagen del vídeo con los comentarios machistas de Trump publicado por ’The Washington Post’.

"Cuando eres una estrella, te dejan hacer, puedes hacerles lo que quieras". Un vídeo publicado este viernes por 'The Washington Post' muestra al candidato republicano Donald Trump haciendo comentarios lascivos sobre varias mujeres y fanfarroneando sobre el supuesto poder que su fama le da para seducir al sexo femenino. El vídeo, que data del 2005, se grabó poco antes de que el entonces empresario y presentador de 'reality shows' hiciera un cameo en la serie de televisión 'Days Of Our LIves'. Trump utiliza un lenguaje vulgar para alardear de sus conquistas y habla sin tapujos de besuqueos, tocamientos y tentativas para acostarse con mujeres distintas a la suya (por entonces ya estaba casado con Melania, su actual y tercera esposa).

El vídeo comienza con la conversación que Trump mantiene dentro del autobús que le lleva hasta los estudios con Billy Bush, por entonces presentador del programa de cotilleos 'Access Hollywood'. Bush es primo hermano del expresidente George Bush y del ex gobernador de Florida y rival de Trump en las primarias, Jeb Bush. El magnate le cuenta cómo trató en vano de seducir a una mujer. "Le tiré los trastos y fracasé. Tengo que admitirlo", se escucha por el audio. "Whoa", dice Bush. "Intenté follármela. Ella estaba casada", replica el candidato conservador. 

No está claro a qué mujer se refiere Trump ni cuándo se habría producido el episodio del que habla. "Fui muy insistente. De hecho, me la llevé a comprarle muebles. Ella quería algunos muebles", prosigue el neoyorkino. "Lo intenté como una puta, pero no pude llegar ahí. Y ella estaba casada. Luego volví a verla y ahora se había puesto unas grandes tetas falsas y de todo. Había cambiado completamente su aspecto". 

LAS MUJERES Y LAS ENCUESTAS

Trump tiene un grave problema con las mujeres en las encuestas. En el último sondeo de Quinnipiac, Clinton le saca 20 puntos de ventaja entre las féminas, una diferencia a la que podrían haber contribuido los comentarios ofensivos y sexistas que el magnate hizo en el pasado sobre algunas mujeres. En el primer debate presidencial, su rival demócrata le recordó varias de las lindezas que dedicó a algunas de ellas, insultos como "cerda", "gusana" o "perra. En las últimas semanas, Trump ha contratacado utilizando las viejas infidelidades de Bill Clinton para atacar a su rival demócrata Hillary Clinton en la campaña, a la que ha acusado de permitir las aventuras extramatrimoniales de su marido.  

El vídeo no acaba ahí. Después de que una de las actrices de la serie acuda a recoger al magnate al autobús, Bush dice: "Tu chica está buenísima, esa, la de morado". Y Trump responde: "Tengo que usar unos tic tacs [una marca de caramelos para el aliento] en caso de que empiece a besarla. Sabes, yo siento una atracción automática hacia la belleza. Es como un imán. Beso. Ni siquiera espero". Y luego sigue fanfarroneando: "Cuando eres una estrella, te dejan hacer, puedes hacerles lo que quieras". "Las puedes coger por el coño, hacer lo que quieras".

"CONVERSACIÓN DE VESTUARIO"

Donald Trump ha intentado justificarse diciendo que se trataba de un "cotorreo de vestuario, una conversación privada que tuvo lugar hace muchos años". Y ha tratado de minimizarlas antes de pedir disculpas. "Bill Clinton me ha dicho cosas mucho peores en el campo de golf. Pido disculpas por si alguien se ha ofendido". Esta misma semana, un periodista le preguntó sobre sus antiguos comentarios despectivos hacia las mujeres y respondió asegurando que muchos de ellos los dijo "en pos del entretenimiento". "No hay nadie que respete a las mujeres más que yo", se defendió Trump..

Estas últimas revelaciones han creado una tormenta en el Partido Republicano. "Estoy asqueado por lo que he escuchado hoy", ha dicho el líder de los conservadores en el Congreso, Paul Ryan. "Hay que defender y reverenciar a las mujeres, no convertirlas en objetos. Espero que Trump aborde la situación con la seriedad que se merece". En el mismo comunicado, Ryan anuncia la cancelación del mitin de campaña que ambos iban a celebrar este sábado en Wisconsin. Tampoco se ha mordido la lengua el presidente de la formación. "Nunca debería describirse a las mujeres en estos términos o hablar de ellas de esa manera. Nunca", ha dicho Reince Priebus. 

Hillary Clinton ha mostrado su indignación en las redes sociales. "Esto es horrible. No se debería permitir que este hombre sea presidente". Trump se lo está poniendo muy fácil.