Brasil vota en las municipales tras una campaña sangrienta

Hasta 21 candidatos han sido asesinados en todo el país

La derecha evangélica, favorita en las grandes ciudades, con el PT de Lula y Rousseff de capa caída

Lula, en campaña en Sao Paulo.

Lula, en campaña en Sao Paulo. / EFE / SEBASTIAO MOREIRA

2
Se lee en minutos

Brasil Brasilvota este domingo en unas elecciones municipales marcadas por la violencia, con hasta 21 candidatos asesinados, y el declive según los sondeos del acosado PT de los expresidentes Lula y Dilma Rousseff, superado en las principales ciudades por candidatos de la derecha vinculada a la Iglesia evangélica.

Al menos 21 aspirantes a alcalde o concejal han sido asesinados en los últimos meses en todo el país, según el Tribunal Superior Electoral. El último de ellos, este jueves, José Gomes de Rocha, exalcalde y candidato de nuevo a la alcaldía de Itumbiara, en Goiàs (centro), por el PT. En el tiroteo murieron también un escolta y el autor del atentado, y resultó herido el vicegobernador del estado, José Eliton.

TERRITORIO DE 'MILICIAS'

Hasta 15 de las víctimas han muerto en la Baixada Fluminense, los violentos suburbios del norte de Río de Janeiro, una de las zonas de actuación de las llamadas 'milicias'. Se trata de grupos vinculados con expolicías o incluso policías en activo que empezaron luchando contra el narcotráfico al margen de la ley y rápidamente se convirtieron en bandas paramilitares dedicadas al crimen organizado y la extorsión. Según el diario 'O Globo', cobran miles de dólares a los candidatos por dejarles hacer campaña en las zonas que controlan.

Allí, en Madureira, fue donde el lunes recibió 15 tiros en pleno día Marcos Vieira de Souza, candidato a concejal y presidente de la escuela de samba de Portela, una de las más tradicionales del carnaval de Río. Muchos candidatos han hecho campaña en vehículos blindados, y decenas de ellos han denunciado amenazas de muerte.

Según datos de la Universidad Estatal de Río, una quinta parte de la población brasileña vive en territorios controlados por facciones criminales. Y otros casos, como el de Carlos Macedo, concejal suplente del Niteroi que contrató a un sicario para asesinar al titular, o el del alcalde de Paraty, Carlos José Gama Miranda. que recibió un disparo en la cabeza por una disputa sobre unos terrenos públicos, confirman que la política en Brasil es una profesión de riesgo.

PODERÍO EVANGÉLICO

Noticias relacionadas

En cuanto a los sondeos, tanto en Sao Paulo como en Río los candidatos evangélicos van viento en popa, en detrimento del otrora hegemónico PT, en la primera ocasión en que los brasileños acuden a las urnas tras la controvertida destitución de la presidenta Rousseff y en plena presión judicial sobre Lula. Solo en una de las 27 capitales regionales el PT parece en condiciones de ganar este domingo, y podría tener posibilidades en otras dos en segunda vuelta. Los analistas calculan que se quedará con la mitad de las 642 alcaldías que tenía en todo el país.  

El expresentador de televisión Celso Russomanno en Sao Paulo y el obispo evangélico y senador Marcelo Crivella en Río, ambos del Partido Republicano (PRB), vinculado a la Iglesia Universal del Reino de Dios, tienen prácticamente asegurada la segunda vuelta, el segundo de ellos con gran ventaja. Fruto de la presencia de las iglesias evangélicas, de posiciones fuertemente conservadoras, en las áreas más desfavorecidas y abandonadas por los poderes públicos.