CEREMONIA EN JERUSALÉN

Dirigentes de todo el mundo dan el último adiós a Shimon Peres

Obama, Abbas, Bill Clinton y el rey Felipe VI asisten a los funerales de Estado por el expresidente de Israel

Dirigentes de todo el mundo dan el último adiós a Shimon Peres

CASA REAL / FRANCISCO GOMEZ

3
Se lee en minutos
BEATRIZ LECUMBERRI / JERUSALÉN

Pareciera que Peres hubiera orquestado todos los detalles de su funeral para convertirlo en un acto póstumo que reflejara lo que fueron los últimos años de su vida: trabajar por el diálogo y la paz, defendiendo siempre los intereses de Israel y su imagen en todo el mundo. Israel

El expresidente israelí, fallecido el miércoles a los 93 años, reposa ya en el cementerio del Monte Herzl de Jerusalén, a poca distancia del exprimer ministro Isaac Rabin, con el que compartió el Nobel de la Paz en 1994 y parte de su andadura política antes de que éste fuera asesinado en 1995.

Su despedida ha sido una ceremonia solemne pero emotiva. Peres ha logrado reunir a líderes de 70 países, entre ellos el rey Felipe VI o el mandatario estadounidense Barack Obama, ha conseguido unir por unas horas a los políticos israelíes y ha hecho que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el presidente palestino Mahmud Abbas se den un apretón de manos después de casi un año sin encontrarse.

"HACE TIEMPO QUE NO NOS VEÍAMOS"

“Es un placer estar aquí. Hace tiempo que no nos veíamos”, ha dicho Abbas al saludar a Netanyahu. Su encuentro fue sin duda una de las fotografías del día.

“La presencia del presidente Abbas aquí nos recuerda que la paz aún no se ha logrado”, matizó en su discurso el mandatario estadounidense Barack Obama, ante el féretro de Peres, un sencillo ataúd de madera, como indica la costumbre judía, cubierto con la bandera israelí.

Obama, que dejará la Casa Blanca en pocas semanas, consideró que la mejor manera de honrar la memoria de Peres es mantener vivo su sueño de paz.

El mandatario recordó que incluso en los “momentos de ataques terroristas, de desilusiones repetidas en la mesa de negociación, Peres insistió en que los palestinos deben ser visto como seres tan dignos como los judíos y con derecho a la autodeterminación”.

“El creía que Israel sólo estaría protegido cuando los palestinos tuvieran su propio Estado”, aseveró.

Más tajante fue el escritor y amigo personal de Peres, Amos Oz, quien interpeló con crudeza a los líderes israelíes presentes. “Tenemos que dividir la casa en dos. ¿Dónde están los líderes valientes hoy? ¿Dónde están los herederos de Peres?”, se preguntó.

FIN DE UNA ERA

Tristeza por el fin de una era

“Tu muerte es el fin de una era, la era de los gigantes que dedicaron su vida al Estado de Israel. Hoy se cierra para todos un capítulo de nuestras vidas”, lamentó el presidente israelí Reuven Rivlin.

Desde 2014, las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos están congeladas y la idea de dos Estados es hoy un sueño lejano. En Israel, la sociedad ha dado desde hace años un profundo giro a la derecha, avanza la colonización y los sentimientos ultranacionalistas mientras que la izquierda pierde fuerza y no logra imponerse como fuerza de oposición. En Palestina, las divisiones entre la Autoridad Palestina y el movimiento islámico Hamas y los ataques palestinos contra soldados o colonos israelíes, que comenzaron hace un año, dificultan también el reinicio de cualquier negociación de paz.

“Me acuerdo de una conversación que tuvimos una noche en su residencia presidencial. Peres decía que la paz es la verdadera seguridad. Yo le decía que en Oriente Próximo, la seguridad es la condición indispensable para la paz. Creo que los dos teníamos razón”, ha dicho Netanyahu, quien mantuvo serias diferencias políticas con el fallecido premio Nobel de la Paz.

INTERCAMBIO DE REPROCHES

Noticias relacionadas

Desde hace semanas, Abbas y Netanyahu dicen querer reunirse pero intercambian reproches sobre las causas que hacen que su encuentro aún no se haya producido.

“Hombres de la estatura moral y de la visión a largo plazo de Peres son ahora más necesarios que nunca. En este momento tenemos acciones terroristas que dificultan proceso de paz, tenemos la extensión de colonias que hace físicamente imposible una solución y la división palestina también es un obstáculo. Hay que superar estos obstáculos porque no hay otra solución que los dos Estados” dijo a la prensa el ministro español de Exteriores, José Manuel García Margallo, que acompañó al rey a Jerusalén.