25 sep 2020

Ir a contenido

Los 'cascos blancos' sirios, premiados con el 'Nobel alternativo'

El jurado distingue su labor humanitaria en la guerra

La activista rusa Svetlana Gannushkina, la feminista egipcia Mozn Hassan y el diario turco 'Cumhuriyet', también galardonados

Los cascos blancos durante su labor de rescate en Siria.

Los cascos blancos durante su labor de rescate en Siria. / SULTAN KITAZ

El 'Nobel alternativo' ha reconocido este año la labor humanitaria de los 'cascos blancos' en el conflicto de Siria, la lucha por los derechos humanos en Rusia de la activista Svetlana Gannushkina, el activismo feminista de la egipcia Mozn Hassan y el periodismo de investigación del periódico turco 'Cumhuriyet'.

El jurado de la fundación sueca Right Livehood Award concedió ayer en Estocolmo este premio conocido como el 'Nobel alternativo', que en realidad lleva el mismo nombre de la fundación y que significa Premio Correcto Modo de Vida.

Los galardonados, elegidos entre 125 candidaturas procedentes de 50 países, se repartirán los 3 millones de coronas suecas (320.000 euros) con que está dotado el premio.

El premio distingue la labor social de personas e instituciones en todo el mundo. Fue creado por el escritor sueco-alemán Jakob von Uexkül en 1980.

LOS GALARDONADOS

Los 'cascos blancos'

El fallo resaltó la excepcional valentía, sensibilidad y compromiso humanitario de la Defensa Civil de Siria, conocida como los 'cascos blancos', para rescatar a los civiles de la guerra que afecta al país. El grupo fue creado en el 2013 y cuenta con 3.000 voluntarios de las comunidades locales.

La fundación les califica como "faro de esperanza en medio de la tragedia humana" y recordó a los más de 100 voluntarios que han muerto mientras trabajaban en tareas de rescate. Recordó además que ya han salvado más de 60.000 vidas.

Svetlana Gannushkina

A la activista rusa se le ha distinguido por sus décadas de compromiso con los derechos humanos y la justicia. Fundó en 1990 el Comité de Asistencia Cívica, una organización que ha ofrecido apoyo jurídico, ayuda humanitaria y educación a más de 50.000 refugiados, migrantes forzados y desplazados internos, además de promover la tolerancia entre los diferentes grupos.

Gannushkina ha promovido enmiendas a la ley sobre refugiados, ha tenido su organización considerada como "agente extranjero" por el Gobierno ruso y se ha involucrado en la denuncia de violaciones de derechos humanos en zonas conflictivas de Rusia, como en el Cáucaso.

Mozn Hassan

El jurado ha premiado a la activista egipcia y a la organización Nazra para estudios feministas, que fundó en el 2007, "por afirmar la igualdad y los derechos de las mujeres en un contexto en el que son objeto de continua violencia, abuso y discriminación",

Hassan ha denunciado, ha documentado y ha elaborado respuestas a la gran cantidad de abusos sexuales contra mujeres durante las protestas cívicas de los últimos años en Egipto. También se involucró en el movimiento que consiguió incluir los derechos de las mujeres en la Constitución egipcia del 2014.

'Cumhuriyet'

Al periódico más antiguo de Turquía, se le ha galardonado por ejercer el periodismo de investigación "sin miedo" y mantenerse comprometido con la libertad de expresión "frente a la censura, la opresión, el encarcelamiento y las amenazas de muerte".

El jurado ha subrayado que sus trabajadores han sufrido penas de prisión, amenazas y asesinatos por sus artículos sobre derechos humanos, igualdad de género y laicismo. Aun así el medio mantuvo su lucha por la libertad de expresión y por la democracia, señala el fallo.