Ir a contenido

EL FUTURO DE LA UNIÓN EUROPEA

Los líderes del sur de Europa piden crecimiento económico y cohesión social

La primera cumbre de países mediterráneos de la UE busca una posición común para reorientar las políticas europeas

LARA VILLALÓN / ESTAMBUL

De izquierda a derecha, el premier italiano, Matteo Renzi, y su homólogo maltés, Joseph Muscat; el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro griego Alexis Tsipras , en Atenas, este viernes.

De izquierda a derecha, el premier italiano, Matteo Renzi, y su homólogo maltés, Joseph Muscat; el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro griego Alexis Tsipras , en Atenas, este viernes. / AFP / LOUISA GOULIAMAKI

La primera cumbre de países mediterráneos de la Unión Europea (UE) ha tenido lugar este viernes en Atenas. El objetivo de la reunión era acercar posiciones en temas de austeridad, crisis migratoria y seguridad antes de la reunión de los Veintisiete en Bratislava. En el encuentro han asistido los jefes de Gobierno de Grecia, Francia, Italia, Portugal, Malta y Chipre, mientras que España ha estado representada por el secretario de Estado de la UE, Fernando Eguidazo. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha destacado que no pretenden remarcar la diferencia entre el norte y el sur de Europa, sino “promover un enfoque común entre los países del Mediterráneo, los más afectados por la crisis”.

En la comparecencia conjunta tras la reunión, han destacado la mutua cohesión y la necesidad de unas políticas más sociales. El presidente francés, François Hollande, ha remarcado que “los países del Mediterráneo debemos contribuir a la cooperación europea con África y Oriente Próximo”. Mientras su homólogo maltés, Joseph Muscat, cree que hay que recuperar “la parte social” de la UE, Tsipras ha expresado la voluntad de unas políticas que “reflejen solidaridad con los refugiados y contra la xenofobia”, y también ha anunciado una próxima cumbre del EUMed en Portugal.

Sin embargo, el manifiesto conjunto tras la cumbre contrasta con las declaraciones anteriores, ya que los países del sur apuestan por un mayor control de la inmigración, igual que sus vecinos del norte. Defienden “la inviolabilidad y la protección de sus fronteras exteriores, a través de controles y tecnologías necesarias” y “ampliar la cooperación con nuestros socios contra la inmigración irregular”.

REUBICACIÓN DE INMIGRANTES

Asimismo, apuestan por avanzar en el pacto de la UE y Turquía “para evitar muertes trágicas en el Egeo” y “acelerar la reubicación de migrantes”. Esta podría ser una de las medidas en las que ha insistido Grecia, ya que el año pasado llegaron más de 850.000 personas -la mayoría de Siria, Afganistán e Irak- a las islas griegas. La reunión se ha celebrado 15 días después de que los equipos de rescate salvaran a 6.500 inmigrantes en el Mediterráneo.

En cuanto a propuestas económicas, el EUMed insiste en “la creación de empleo y la lucha contra la evasión fiscal”. Sin embargo, no incluye una política común en un tema que afecta a todos los países mediterráneos, la deuda. Tampoco mencionan los eurobonos, por lo que hace pensar que un frente común de los países del sur necesita más tiempo.

LA AUSENCIA DE RAJOY

La Moncloa ha justificado la ausencia del presidente español alegando que está en funciones y sus competencias se ven recortadas constitucionalmente. Sin embargo, Rajoy acudió a la cumbre del G-20 del pasado domingo y ha confirmado que acudirá a la cumbre de los Veintisiete de la próxima semana. Su ausencia quizás se debe a que todos los asistentes a la cumbre de Atenas, salvo el presidente chipriota, son de izquierdas, aunque la reunión no fue de partidos, sino de jefes de Gobierno.