REPERCUSIONES DE LA DESTITUCIÓN DE ROUSSEFF

Miles de brasileños protestan contra el Gobierno de Michel Temer

 Enfrentamiento entre policía y simpatizantes de Dilma Rousseff, durante la protesta de este domingo en Sao Paulo.

 Enfrentamiento entre policía y simpatizantes de Dilma Rousseff, durante la protesta de este domingo en Sao Paulo. / EFE / SEBASTIAO MOREIRA

1
Se lee en minutos

Miles de brasileños se han vuelto a concentrar a última hora del domingo en el centro de Sao Paulo para mostrar su descontento con el Gobierno del presidente Michel Temer, quien juró el cargo el pasado miércoles tras la destitución de Dilma Rousseff por parte del Senado. Por séptimo día consecutivo, una marea de ciudadanos se ha concentrado en la emblemática Avenida Paulista, considerada el corazón financiero de Brasil, y se ha dirigido a la plaza Largo da Batata, en la zona oeste de la ciudad.

La gran mayoría de las decenas de miles de manifestantes vestían del color rojo característico del Partido de los Trabajadores (PT) de la ya expresidenta y muchos coreaban el ya habitual "Fuera Temer". La concentración empezó de forma pacífica pero a última hora se registraron enfrentamientos con la policía.

Las autoridades de la ciudad habían considerado desautorizar esta manifestación por celebrarse en la Avenida Paulista, por donde también debía pasar la antorcha de los Juegos Paralímpicos, sin embargo, finalmente optaron por permitir que los ciudadanos se manifestaran unas horas después del paso de la llama.

RECLAMAN ELECCIONES

Noticias relacionadas

La protesta fue convocada por organizaciones sociales como el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y la Central de Movimientos Populares (CMP). "Queremos 'directas' ya. Es lamentable que 30 años después el pueblo tenga que volver a las calles por el mismo motivo", declaró al diario 'Folha de Sao Paulo' el líder del MTST, Guilherme Boulos, en referencia a las elecciones presidenciales directas que exigían los brasileños en los últimos años de la dictadura militar.

Por la mañana, unas 2.000 personas respondieron a la llamada de estas mismas organizaciones y se manifestaron en la Avenida Atlántica, que recorre la emblemática playa de Copacabana, en Río de Janeiro.