08 jul 2020

Ir a contenido

DE LA CONGREGACIÓN JESÚS-MARÍA

Asesinada una monja catalana en Haití

La religiosa Isabel Sola Matas fue tiroteada mientras conducía su coche por el centro de Puerto Príncipe

Isabel Solà Matas, una monja barcelonesa de 51 años, ha fallecido tras ser tiroteada por dos hombres -que viajaban en una moto- mientras conducía su coche por el centro de Puerto Príncipe, capital de Haití, este viernes al mediodía, según fuentes de la Policía Nacional haitiana.

"Los que la conocían están tristes y asombrados", ha declarado a la agencia AFP el cónsul español en Haití, Sergio Cuesta Francisco. "Por desgracia, estas cosas suceden en la zona metropolitana de Puerto Príncipe. A veces, la vida es complicada", ha comentado el diplomático al confirmar la noticia. La violencia sigue siendo muy elevada en la isla caribeña, sobre todo en la capital, donde el movimiento de armas de fuego es muy elevado.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

La policía ha iniciado una investigación para determinar las circunstancias del ataque. La religiosa había salido de un banco en la zona de San-Fil, en la calle de Ennery, y subió a su coche. Entonces, fue asaltada por unos hombres que querían hacerse con su bolso. Sola Matas iba acompañada en el coche por otra persona, a la que también dispararon y que está hospitalizada. En la misma calle, horas antes, se produjo otro atraco con violencia. Por ahora, se desconoce si lo perpetró el mismo grupo. El portavoz de la policía Garry Desrosiers ha confirmado la muerte de la religiosa. "Estamos intentado establecer contacto con sus allegados. Hemos abierto una investigación y estudiamos todas las pistas", ha dicho.

Nacida en Barcelona e integrante de la Congregación de Religiosas Jesús-María, Isabel Sola vivía en Haití desde septiembre del 2008. Sola, monja desde los 19 años, llegó a Haití tras pasar 18 años en Guinea Ecuatorial. Tras el terremoto, decidió consagra su vida a ayudar a las víctimas, especialmente a las personas que resultaron amputadas. Tanto es así, que decidió fundar un taller de prótesis, bautizado 'Proyecto Haití'.

"HAITÍ ES MI CASA, MI FAMILIA, MI LUGAR DE ENCUENTRO CON DIOS"

Hace cinco años, en un escrito, justificó el por qué de su permanencia en Haití. "Pensareis que cómo puedo seguir viviendo en Haití, entre tanta pobreza y miseria, entre terremotos, huracanes, inundaciones y cólera. Lo único que podría decir es que Haití es ahora el único lugar donde puedo estar y curar mi corazón. Haití es mi casa, mi familia, mi trabajo, mi sufrimiento y mi alegría, y mi lugar de encuentro con Dios", añadía la misionera hace cinco años.

Muy activa en el uso de nuevas tecnologías, llegó a suscribirse a Youtube, donde subía vídeos de sus actividades y de la vida en el país caribeño.

Temas Haití