Ir a contenido

Wikileaks ataca de nuevo: publica 29 mensajes de voz contra Sanders de seguidores del partido demócrata estadounidense

Los archivos forman parte de los casi 20.000 mails filtrados por la organización de Julian Assange, que muestran cómo el partido favoreció a Clinton durante las primarias

MAR GALLARDO / BARCELONA

Uno de los mensajes de voz del Comité Nacional Demócrata filtrados por Wikileaks el 22 de julio. / YOUTUBE

Wikileaks publicó el miércoles un enlace en Twitter con 29 archivos de audio, algunos repetidos, sacados de los casi 20.000 mails del Comité Nacional Demócrata (la ejecutiva del partido y DNC en sus siglas en inglés) que la organización de Julian Assange filtró el pasado viernes. Se trata de mensajes de voz dirigidos al partido, algunos de donantes de Hillary Clinton que se quejan de la "excesiva influencia" que el DNC le está dando a Bernie Sanders. En una de las llamadas, una mujer describe al senador de Vermont como "la peor persona del mundo"

El tweet fue publicado justo tres horas antes de que Barack Obama subiera al escenario del Wells Fargo Center para apoyar la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia de Estados Unidos, otro golpe a la intención del partido de mostrar unidad tras la nominación oficial de la exsecretaria de Estado. Un día antes del inicio de la convención demócrata en Filadelfia, la presidenta del DNC, Debbie Wasserman Schultz, dimitió de su cargo tras aparecer en algunos de los mails pirateados criticando a Sanders y su campaña. Expertos en ciberespionaje dicen que Rusia está detrás de la filtración.

"DESHACEOS DE ÉL"

La mayor parte de los 29 mensajes de voz difundidos responden a personas que llaman al DNC y dejan su número de teléfono para que les devuelvan la llamada. Una de ellas llama para invitar a Michelle Obama a un evento, otra, para confirmar una cena privada con el presidente Obama. No obstante, hay tres mensajes, dos de ellos no identificados con ningún número de teléfono, que muestran la ira de miembros del partido con un supuesto apoyo a Sanders.

"Estoy furiosa con lo que estáis haciendo con Bernie Sanders, está ganando demasiada influencia", dice una mujer en uno de los audios. "Me he gastado más de 300 dólares en donaciones a Hillary y lo que veo es el DNC dando apoyo a Bernie, y Bernie es la peor persona del mundo", exclama. La mujer, que acusa al senador de no ser demócrata y de atacar a Clinton con los mismos argumentos que Donald Trump, exige al final del mensaje: "¡Deshaceos del gilipollas!".

"¡PARAD A ESTE HOMBRE AHORA!"

En otro mensaje, una mujer dice ser una de "los muchos demócratas que están enfadados con Bernie Sanders y el hecho de que esté intentando cambiarlo todo". Acusa al DNC de estarle consintiendo demasiado al contrincante de Clinton. "No creo que tenga que tener espacio para hablar en la convención", dice, para luego añadir: "No le dejéis gobernar el partido demócrata, no es tan siquiera un demócrata, por favor, ¡parad a este hombre ahora!".

Uno de los mensajes de voz del Comité Nacional Demócrata filtrados por Wikileaks el 22 de julio. / YOUTUBE

"ESTOY HARTA DEL DNC"

"¿Por qué el DNC permite a tal basura estar en la plataforma del partido?", pregunta de nuevo una voz de mujer en un tercer audio. "No lo entiendo, me estáis perdiendo", amenaza. "Estoy harta del DNC", dice, acusando al partido de darle a Sanders todo aquello que pide aunque éste, al final, "ni apoye a Hillary".

Aunque los mensajes de voz se difundieron en los medios y se hicieron virales en las redes sociales el miércoles después del tweet de Wikileaks y de un reportaje publicado por la cadena Abc News, la organización ya había hablado de la existencia de estos 29 archivos el mismo viernes, también en Twitter. 

En una entrevista con el medio 'Democracy Now', Assange ya recomendaba el lunes mirarse atentamente los archivos adjuntos de los miles de emails filtrados. Algunos de ellos apuntaban precisamente a la poca neutralidad de la cúpula del partido, pero no en favor a Sanders, como acusan los tres mensajes de voz, sino en su contra. Uno de los mails planteaba la posibilidad de poner en duda las creencias religiosas de Sanders.