Ir a contenido

El coste de los atentados de Bruselas para Bélgica: casi 1.000 millones

El ministerio de Finanzas belga admite que las repercusiones se dejarán sentir durante meses

Silvia Martinez

Imágenes del diario Le Soir del interior del metro tras el atentado de Bruselas. 

Imágenes del diario Le Soir del interior del metro tras el atentado de Bruselas.  / LE SOIR

Los atentados del pasado 22 de marzo en Bruselas no solo tuvieron consecuencias dramáticas desde el punto de vista humano. El impacto económico de aquel brutal ataque, en el que murieron 35 personas incluidos los terroristas, se acerca a los 1.000 millones de euros, según el estudio de impacto elaborado por el ministerio de economía belga. Su ministro de finanzas, Kris Peeters, augura que las repercusiones se dejarán sentir todavía “durante meses” y que harán falta incluso “años” para medir los efectos sobre la imagen del país.

El análisis constata algo obvio: que la región de Bruselas-capital habría sido la más afectada de todas la que configuran Bélgica con una rebaja en sus ingresos de 122,5 millones de euros. A distancia Flandes, que habría perdido 33 millones y algo menos Valonia con un impacto económico estimado en 20 millones de euros. El sector más afectado por el duro golpe, mientras tanto, habría sido el de la restauración, alojamiento y turismo –con actividades como taxis, cines, transporte- que han visto caer sus ingresos en unos 359 millones de euros.

Pero si hay un actor que ha sufrido más que nadie es el Estado belga. Según los cálculos del ministerio belga, los ingresos fiscales habrían caído a raíz de los atentados de Bruselas en 760 millones de euros y las 32 actividades se han visto afectadas. En las tres regiones, los sectores más afectados han sido la resturación y los hoteles, el comercio minorista, la producción de películas, programas de televisión, edición musical, trasnpotes y actividades creativas y artísticas como espectáculos.

MÁS PRESUPUESTA PARA SEGURIDAD

Al margen del impacto económico, el estudio también constata que el ataque terrorista más mortífero sufrido jamás por Bélgica tendrá consecuencias a largo plazo porque ha obligado a las autoridades públicas a dedicar un mayor presupuesto a la seguridad ciudadana lo que repercutirá también en las finanzas públicas. A esto se suma la degradación que ha sufrido la imagen de Bélgica. “Es primordial movilizar los medios necesarios para restaurarl”, señala el informe.

0 Comentarios
cargando