Ir a contenido

El Gobierno francés en el punto de mira por la seguridad en Niza

El fiscal del caso desvela que el terrorista preparó el ataque durante meses

El Ministerio del Interior ordena una investigación sobre el dispositivo para atajar "polémicas"

IRENE CASADO / PARÍS

Flores, velas y mensajes, en el paseo de los Ingleses de Niza.

Flores, velas y mensajes, en el paseo de los Ingleses de Niza. / AP / GIUSEPPE CACACE

Tras el atentado cometido en Niza el pasado 14 de julio, los interrogantes sobre el dispositivo de seguridad desplegado en el Paseo de los Ingleses no han dejado de multiplicarse. ¿Cómo es posible que un camión de 19 toneladas consiguiera entrar en una zona peatonal?

Además, este jueves, el fiscal antiterrorista, François Molins, informó que Mohamed Lahouaiej Bouhlel, el autor del atentado de Niza, había preparado el ataque "durante meses" y que contaba con el apoyo de otras personas. Eso se desprende del contenido descubierto en el móvil y en el ordenador del terrorista. Así, en su teléfono, se encontraron fotos de la celebración en el 2015 de la fiesta nacional frances en el paseo de los Ingleses, el lugar onde arrolló a una multitud con su camión.

"Las investigaciones han confirmado no solo el carácter premeditado, pero también que (el terrorista) se había beneficiado de apoyos y cómplices en la preparación y la comisión de su acto criminal", ha señalado Molins. Actualmente, cuatro hombres y una mujer están detenidos en relación a ese ataque. Ninguno de ellos estaba fichado por los servicios antiterroristas. A uno de sus cómplices, que está detenido y que aparece en varias fotos en el camión, le envió un mensaje tras el atentado de Charlie Hebdo. "Yo no soy Charlie y estoy contento, han enviado a los soldados de Alá para terminar el trabajo". Mientras, otro cómplice le escribió en Facebook: "Carga el camión, pon dentro 2.0000 toneladas de hierro (...) corta los frenos amigo mío, y yo miro".

Respecto a la polémica sobre la falta de seguridad en Niza,  el primer ministro, Manuel Valls, rechazaba de manera categórica la existencia de fallos en los servicios de seguridad del Estado. “¡No permitiré decir que ha habido fallos donde no los ha habido! No aceptaré los propósitos vergonzosos que insinúan que todo podría haber sido evitado”, sentenciaba.

Sin embargo, según el diario 'Libération', la noche de la tragedia, que acabó con la vida de 84 personas y dejó tras de sí a más de 200 heridos, solo había un vehículo de la policía municipal en la entrada de dicha zona peatonal.

“Contrariamente a la afirmación del Ministerio del Interior, la entrada al perímetro peatonal del paseo de los Ingleses no estaba protegida por la policía nacional (…) Esta falta de transparencia pone en peligro la confianza en el Ejecutivo”, apunta el diario galo.

El ministro del Interior,  Bernard Cazeneuve, ha pedido a la Inspección General de la Policía Nacional “una evaluación técnica del dispositivo de seguridad y del orden público”.

Cazeneuve no ha desmentido la información del diario, afirmando que los vehículos de la policía nacional se encontraban a unos 400 metros de la entrada de la zona peatonal. “¿En qué consistía el dispositivo previsto oficialmente?”, se pregunta el periódico. Según un comunicado de la prefectura, “la misión del perímetro fue confiada, en sus puntos más sensibles, a los equipos de la policía nacional, reforzados por equipos de la policía municipal. Este era el caso del punto de entrada del camión, donde existía la prohibición expresa de cualquier acceso, materializada con el posicionamiento de varios vehículos para bloquear la entrada a la zona. El camión forzó el paso subiéndose a la acera”.

0 Comentarios
cargando